Imprimir

Benin-Córdoba, el viaje de la vida

on . . Visitas: 467

22-08-2010_ima1


Más de seis mil kilómetros en busca de una esperanza, la de salvar la vida, es lo que ha recorrido Raissa Fandy, una niña de tan sólo nueve años que llegó desde la ciudad de Cotonou (Benin) a Córdoba para someterse a una operación de corazón, que se produjo a finales del mes pasado. La niña sufría una grave afección denominada Tetralogía de Falop —una obstrucción en la salida del ventrículo derecho— y según la madre y los médicos ya está para volver a su país en unas semanas.

Una enfermedad, que como reconoce la que ha sido su madre de acogida, es mortal. «En España se opera de esto a los niños cuando sólo tienen un año, esta niña tenía ya los ocho años y seguía con esta enfermedad», explica Maria Ángeles Garrido, la madre de acogida, que reconoce: «La niña vino con la enfermedad muy avanzada, no podía ni andar, ahora, después de la operación, ya baila, corre, anda... Tenía muy poca movilidad cuando llegó y ahora ya está al cien por cien».

La intervención no ha sido un proceso fácil y ha podido hacerse gracias a un convenio que firmaron el Hospital Reina Sofía y la ONG Tierra de Hombres, en el que se recoge que el centro cordobés operará del corazón a diez niños al año. Rosa Gallego, responsable de la ONG en Córdoba, detalla el proceso: «Encontrar la acogida es complicado y saber qué niños van ser operados también. Nosotros tenemos puestos médicos en diversas zonas de África donde acuden muchos niños a examinarse de sus dolencias. Cuando se les diagnostica se les abre un expediente que es evaluado por el coordinador de la zona. Luego empiezan los trámites. Primero encontrar la familia y que acepten un acuerdo de acogida para poder mover los papeles. Cuando tenemos la confirmación de extranjería y la fecha de operación compramos billete»,

H abrá más niños

El próximo mes de septiembre está programada la segunda operación de esta características. Será otra niña con problemas cardíacos que ya ha sido diagnosticada en su país.

Desde la Tierra de Hombres se hace un llamamiento para que se ofrezcan padres de acogida, ya que no se va a parar aquí, sino que se van a seguir trayendo niños para curarse de sus enfermedades, curas que en su país de origen son imposibles.

María Ángeles, madre de tres hijos, recomienda la experiencia para saber que es la solidaridad. «Animo a todo el mundo a que se apunte a esto porque ha sido ella la que nos ha cambiado el corazón a nosotros. Sabíamos que venía a operarse y que luego se marcharía y que casi va ser imposible que tengamos contacto con ella, pero la finalidad era salvar la vida y se ha conseguido».

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web