Imprimir

Jesuitas advierten del descontento de población haitiana afectada por sismo

on . . Visitas: 451


La representación en Haití de la organización internacional Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) advirtió hoy del aumento del descontento de la población afectada por el terremoto del pasado 12 de enero y pidió una mejor orientación de la ayuda humanitaria al empobrecido país caribeño.

La organización expresó en un comunicado con motivo del Día Internacional de la Ayuda Humanitaria que "la furia de las personas desplazadas en contra de ONGs y organismos internacionales continúa a difundirse e intensificarse en los campamentos."

Haciéndose eco de las protestas de personas que siguen viviendo en condiciones deplorables más de siete meses después del desastre de enero de 2010, la organización relató testimonios que, a su juicio, ponen en evidencia las deficiencias de la acción humanitaria en el país.

El SJR destacó que las intervenciones humanitarias están marcadas por los "conflictos de visibilidad".

Al mismo tiempo "en varias ocasiones, la SJR ha tenido que intervenir como mediador para ayudar a la resolución pacífica de los conflictos entre las ONGs y unos comités de los campamentos, entre los titulares de tierras privadas y personas desplazadas", afirmó la organización.

Sin embargo, saludó "el trabajo de algunas ONGs y la capacidad de organización" de personas que viven en los campamentos, lo que permitió "con pocos recursos, evitar las epidemias, la violencia generalizada, el caos e incluso una catástrofe humanitaria".

Según la organización, la ayuda humanitaria debe ser reorientada para que pueda satisfacer las necesidades reales de la población, respetando su cultura y su dignidad y fortaleciendo su capacidad de organización y creatividad.

El SJR recomendó al Estado haitiano coordinar la acción de las ONGs y satisfacer las necesidades más urgentes de las poblaciones afectadas, incluyendo su acceso a condiciones de vida más aceptables.

También pidió al Estado poner fin a la dependencia y la "mendicidad" que favorece el modelo actual de la ayuda humanitaria.

El SJR insta a las ONGs y a los organismos internacionales, entre otros, a no excluir a los actores locales en áreas donde se toman las decisiones e identificar, junto con las poblaciones afectadas, sus necesidades reales.

Centenas de desplazados en campamentos improvisados que se instalaron en Pétion-Ville y Delmas (periferias este y norte) se manifestaron la semana pasada en las calles de la capital para reclamar al Gobierno el acceso a una vivienda digna.

El terremoto mató a 300.000 personas y dejó aproximadamente 1,5 millones de personas sin techo, según estadísticas oficiales.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web