Imprimir

Los musulmanes solicitan ayuda al Consistorio para pagar la mezquita

on . . Visitas: 412


SANTA CRUZ DE TENERIFE Sin dinero suficiente para alquilar un local de mayores dimensiones para trasladar la actual mezquita de Santa Cruz, la comunidad musulmana de Tenerife estudia crear una ONG paralela que opte a las subvenciones que concede anualmente el Ayuntamiento santacrucero para ayudar a sufragar los gastos de este nuevo espacio.

Durante el encuentro mantenido a finales del mes de abril en la mezquita entre el concejal de Cohesión y Bienestar Social de la administración local, Ignacio González, y los representantes de la comunidad, el edil informó que la única posibilidad para recibir fondos de la Concejalía era aprovechar sus actividades de carácter social para constituir una ONG.



Desde entonces, el presidente del colectivo musulmán, Hassan Acheb Benejemi, valora los pasos a seguir para materializar esta idea antes de la finalización del presente año para poder optar a las subvenciones del próximo 2011. "Queremos hacer las cosas bien. Todavía estamos en fase de estudio. Es algo nuevo para nosotros y no es tan sencillo como pudiera parecer", aseguró para añadir con posterioridad que una ONG precisa "más trabajo, gente preparada y muchos más voluntarios" que una comunidad religiosa.

Por ello, Hassan Acheb mantuvo una reunión con Fernando Ballesteros, director del Distrito Centro, con el objetivo de recibir el asesoramiento legal y organizativo necesario para crear una entidad de estas características.

Según afirmó, el patrón que seguirán será el utilizado por Cáritas Diocesana. "Nos gustaría tener un modelo similar para ayudar a quien lo necesite. Ellos también pertenecen a una entidad religiosa y son lo más cercano que tenemos a la hora de buscar un camino a seguir", señaló el responsable de la comunidad musulmana.

Hassan Acheb recordó asimismo que el colectivo musulmán realiza desde hace más de cinco años actividades sociales en los centros de menores y en el centro penitenciario Tenerife II destinados a potenciar la formación y la integración de sus fieles. El presidente de la comunidad lamentó asimismo que las limitaciones espaciales de la mezquita de Calvo Sotelo, de poco más de noventa metros cuadrados, impidan la realización de más iniciativas para la comunidad y el resto de la ciudadanía de Santa Cruz.

Según explicó, contar con un local de mayores dimensiones les permitiría organizar cursos formativos para desempleados, realizar aumentar el número de alumnos en las clases de árabe, ofertar talleres de astronomía y gastronomía, entre otras. "Aún son sólo proyectos, pero intentaremos hacerlos realidad", concluyó.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web