Imprimir

La transición imposible

on . . Visitas: 556


Lo había pedido antes, pero sin convencer a nadie: Afganistán estará listo para hacerse cargo de su seguridad en el 2014. Ayer, su presidente, Hamid Karzai, lo repitió ante los delegados de 65 países - "estamos decididos", dijo-y esta vez la comunidad internacional, más esperanzada que convencida, le tomó la palabra.

La fecha del 2014 para que los afganos lideren y conduzcan todas sus operaciones militares - lo que no implica la retirada de las tropas de la OTAN-figura como objetivo común al final de la novena gran conferencia en nueve años sobre el futuro del país, que se celebró ayer en Kabul. Su objetivo: renovar el pacto de la comunidad internacional con Karzai, reelegido en otoño en unas elecciones bajo sospecha, y presionarle para acelerar una transición que no llega y cuya lentitud exaspera tanto a la población local, que no ve mejoras en sus condiciones de vida, como a los países que tienen tropas desplazadas. Junio ha sido el mes más mortífero en los casi nueve años que dura la misión.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web