Imprimir

Ayuda para los desfavorecidos

on . . Visitas: 617


Tres de las españolas fallecidas y una de las heridas en accidente de tráfico en Perú trabajaban como voluntarias de la oenegé Señor de Huanca-Sembrando. Llevaban menos de quince días en el país andino y habían pasado meses recaudando fondos en España, hasta conseguir 2.600 euros. El objetivo era construir unas duchas para los niños en el proyecto que la entidad gestiona en la aldea de Quenco.

Charo Frejo, voluntaria de la misma ONG, que asegura que Lorena Herrero Sevillano, Lidia Monjas Sierra, Soraya Macías González y Dolores Sánchez Pérez se pusieron en contacto con ella a través de una red social para informarse sobre su experiencia en Perú y la posibilidad de participar en el mismo proyecto, ya que ninguna era cooperante profesional.

Según Frejo, «Soraya y Lidia se fueron de España el día 25 de junio, no llevaban allí ni quince días», estuvieron «muchos meses» recaudando dinero mediante la venta de bolígrafos, lapiceros e incluso «haciendo pequeños paquetes de legumbres que Lorena conseguía en su pueblo, Almendralejo (Badajoz), que cambiaba por la voluntad».

En total, recaudaron 2.600 euros que llevaron al proyecto de Señor de Huanca junto a «medicinas, ropa que les habían donado» y demás enseres para «mejorar la vida de los niños», a quienes presta atención la entidad en esta aldea peruana, señala Frejo. «Iban encantadas, estaban como locas de contentas», asegura.

Las cuatro voluntarias se animaron a buscar un proyecto por su cuenta porque «es muy difícil que las ONG grandes te acojan cuando quieres hacer voluntariado, porque te piden ser profesional, como médico, o comprometerse por al menos seis meses.

En este sentido, la misma fuente afirma que las voluntarias españolas estaban alojadas en la casa donde vive el matrimonio responsable de la ONG Señor de Huanca y que gestiona una pequeña escuela en un barrio marginal de la ciudad de Cuzco.

Sin embargo, la Agencia Peruana de Cooperación Internacional, organismo encargado de controlar a las instituciones de cooperación a nivel nacional, confirmó ayer que la entidad no aparece en sus registros.

Los españoles ya habían sido advertidos de este hecho por la Agencia Española de Cooperación en un correo que se envió el pasado 30 de junio.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web