Imprimir

Pasaporte para el futuro

on . . Visitas: 384

24-06-2010_ima3
Los ojos de todos los haitianos están ahora mismo mirando hacia el cielo. Seis meses después del terremoto que devastó uno de los países más pobres del mundo provocando cientos de miles de muertos y desplazados, la mayor preocupación de los que se quedaron literalmente en la calle sin ni siquiera un destartalado techo en el que cobijarse es la intensidad de la época de lluvias y huracanes que se avecina. «La inquietud es muy grande; todo quedó derruido y la gente vive bajo lonas», explica la salesiana Rose Monique Jolicouer, que ayer visitó La Rioja junto a su compañera Marie Sylvita Elie para agradecer «desde lo profundo del corazón» la ayuda prestada y, sobre todo, recordar el drama que padece un país que se reivindica para espantar el olvido.

La hermana Jolicoeur describe el caos de Haití sin abandonar su gesto de felicidad. «Venimos con nuestra sonrisa porque creemos que tras los escombros debe renacer un nuevo país», subraya mostrando aún más abiertamente su expresión de esperanza y sorprendiéndose de detalles como el orden, la limpieza y el sosiego de las calles de Logroño que ansía también para su país.

La tarea de reconstrucción requiere muchos recursos, pero ante todo un sólido pilar a partir del cual levantar el resto de la estructura: educación. «Ése es el pasaporte de los haitianos para el futuro», pronostica la hermana hilvanando su relato con el reconocimiento a la labor desplegada por la ONG riojana Coopera, que destinará la recaudación de este año en la Olimpiada Solidaria de Estudio, en la que participan alumnos de quince países, a reconstruir cuatro de las quince escuelas gestionadas por las salesianas destrozadas por el seísmo: tres en Los Cayos y una en Puerto Príncipe que acogen más de 5.000 jóvenes de entre 6 y 20 años, a los que no sólo se les ofrece enseñanza y un aprendizaje profesional. «También les garantizamos un plato caliente al día, algo fundamental para chicos necesitados que recorren kilómetros para llegar a la escuela y que, muchas veces, supone su único alimento».

Superar en la Olimpiada Solidaria que arranca el 5 de noviembre los 312.000 euros reunidos la edición anterior es uno de los objetivos de la iniciativa de Coopera en la que colabora el Gobierno riojano que, a través del consejero de Presidencia, Emilio del Río, abundó en los «valores de solidaridad» que transmite la campaña.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web