Imprimir

Don Pedro, el obispo pobre

on . . Visitas: 309

18-06-2010ima2


Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz; Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la Unesco; Nicolás Castellanos, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1998... Así, hasta 27 grandes nombres de doce naciones diferentes han cedido su pluma para retratar en un libro la figura del religioso, escritor y poeta barcelonés Pedro Casaldáliga, uno de los más destacados líderes de la Teología de la Liberación y defensor de las minorías excluidas (como los pueblos indígenas y campesinos sin tierra de Brasil, donde lleva viviendo cuarenta años). Son sus amigos y admiradores, y han querido rendirle homenaje en la obra 'Pedro Casaldáliga. Las causas que dan sentido a su vida. Retrato de una personalidad', que presentaron ayer en la Casa Junco el presidente de Hombres Nuevos y obispo emérito de Palencia, Nicolás Castellanos; Benjamín Forcano, director de la editorial Nueva Utopía (editora del libro), y Eduardo Lallana, presidente de Tierra Sin Males.

Pedro Casaldáliga (Balsareny, 16 de febrero de 1928), presidente de Honor de Tierra Sin Males y candidato al Nobel de la Paz (al que renunció), ha estado amenazado de muerte en varias ocasiones por latifundistas brasileños por su vehemencia en la lucha de los derechos campesinos del Mato Grosso (un colaborador fue asesinado al creer los pistoleros que se trataba de Pedro Casaldáliga). «Mis causas valen más que mi vida», es la respuesta de Don Pedro, como así le llaman los indígenas, un religioso que ha dado su vida por América Latina, por la causa de la tierra y de los pobres. Un hombre que llegó en 1968 como misionero a Brasil y que, después de tres décadas como obispo de Sao Felix de Araguaia (nunca ha vuelto a España, ni siquiera cuando murió su madre), continúa su vida en Brasil como religioso y allí permanecerá hasta el final de sus días. «Pedro es un enamorado de la humanidad, un enamorado de todo ser humano, una persona que identifica el bien de todos con el propio. Nunca el dinero, el éxito, el poder son causas de su vida», afirmó el teólogo Benjamín Forcano, que se refirió a Casaldáliga como «radical» en su defensa de los pobres y oprimidos. «Toda violencia de los pequeños es una violencia anteriormente provocada por los grandes», ha llegado a afirmar Casaldáliga, a quien esa radicalidad le ha granjeado conflictos con la Iglesia Católica. Aunque también apoyos, como el del Papa Pablo VI. «Quién toca a Pedro, toca a Pablo», llegó a señalar el pontífice.

La obra, resultado de la colaboración entre la Fundación Hombres Nuevos y la ONG Tierra Sin Males, forma parte de un programa de Educación para el Desarrollo que organiza la Universidad de Valladolid en sus cuatro campus.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web