Imprimir

Muere el último superviviente de «La gran evasión»

on . . Visitas: 378


Jack Harrison, piloto de la RAF británica durante la Segunda Guerra Mundial, ayudó a construir los túneles para los intentos de escapada en el campo alemán de prisioneros conocido como Stalag Luft III, aunque él no pudo huir, algo que contribuyó a preservar su vida.

En la noche del 24 de marzo de 1944, en ese campo próximo a la frontera germano-polaca unos doscientos prisioneros aliados se prepararon para atravesar un túnel de diez metros, el tercero que se excababa, ya que los dos previos habían sido descubiertos. Harrison estaba el 98 en la lista. Cuando el número 77 se disponía a entrar en el túnel, la operación fue advertida por los guardias. De los 76 prisioneros que marcharon, sólo tres alcanzaron la libertad con vida. De los recapturados, 50 fueron fusilados.

La acción fue llevada a la gran pantalla en 1963 en una película de gran éxito de taquilla interpretada por Steve McQueen, Charles Bronson, James Garner y Richard Attenborough. El director fue John Sturges.

Jack Harrison, profesor de latín y literatura clásica, fue llamado a filas comenzada la Segunda Guerra Mundial y fue hecho prisionero en 1942 por los alemanes cuando su avión fue derribado en su primera misión de bombardear un puerto holandés. En Stalag Luft III hizo de jardinero, lo que le facultó para evacuar en sus bolsillos puñados de tierra procedentes de la excavación de los túneles. Gran atleta, llegó a correr un maratón a sus setenta años para recoger fondos destinados a una ONG.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web