Imprimir

Pobres de corbata

on . . Visitas: 447


Las cifras no mienten y a la vez producen escalofríos: la crisis económica ha triplicado el número de peticiones de ayuda que recibe en Palencia la organización benéfica Cáritas Diocesana. Tres veces más en el 2009 que justo un año antes, y la demana no se detiene en estos primeros meses del 2010, aunque los datos del desempleo conocidos ayer relativos al pasado mes de mayo hayan supuesto un pequeño alivio.

En Cáritas conocen bien el drama de muchos parados de larga duración, y también de jóvenes matrimonios con hijos que antes tenían empleo y que ahora no les llega para afrontar el pago de la hipoteca en la que se metieron con la ilusión de aquellos tiempos mejores. O que no les alcanza para pagar todas las facturas de los gastos fijos del sostenimiento de una vivienda: electricidad, agua, comunidad...

Ha nacido un nuevo tipo de pobre, ese necesitado que no tiene aspecto de vagabundo, que viste de forma aseada y que ahora busca ayuda en alguna ONG que le pueda echar una mano. Al principio acudía con cierto pudor, escondiendo su cara por vergüenza, como si viviera un mal sueño del que pronto iba a despertar. Pero los meses se suceden y el empleo no llega, el anhelado puesto de trabajo no existe y ni squiera hay posibilidad de un trabajo temporal. Hay que seguir demandando la colaboración de la familia, de Cáritas, del Banco de Alimentos o de cualquier otra entidad que tenga un fin solidario. Y ya no hay que esconder la cara porque no hay motivos para hacerlo. Además tampoco en esas organizaciones reclaman explicaciones, ni tratan de juzgar con severidad, tan sólo de ayudar. Si piden ayuda es porque la necesitan, y punto.

Lo peor de la crisis ya ha pasado, insisten en proclamar desde el Gobierno. Dos meses sucesivos descendiendo el paro mueven al optimismo. Pura necesidad de creer. Serán, digo, las grandes cifras macroeconómicas las que mejoran. Porque el consumo no sólo sigue muy retraído, sino que cada mes aumentan los necesitados, los pobres de pedir.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web