Imprimir

Vilalta y Pascual cumplen seis meses en manos de Al Qaida del Magreb

on . . Visitas: 654

29-05-2010_ima1


Albert Vilalta y Roque Pascual cumplen hoy seis meses secuestrados por Al Qaida del Magreb Islámico (AQMI) en algún lugar del Sahel. A pesar de estos 182 días de cautiverio, los dos se encuentran en condiciones que son consideradas como buenas, tanto a nivel físico como de moral, según reconocen a ABC fuentes españolas y africanas inmersas en las negociaciones para liberarlos. En más de una ocasión se les ha podido hacer llegar algún envío con algo de ropa y medicamentos, entre otras cosas.

El Gobierno español, al contrario que otros como el francés, no se enfrenta a un comunicado en el que Al Qaida le presiona poniendo públicamente fecha a la vida de los secuestrados. Esto infunde cierta tranquilidad al entorno negociador.

Es la primera vez que España afronta un secuestro de este tipo y desde las más altas instancias del Ejecutivo siguen ordenando máxima cautela en la esfera pública. Por eso, cuando la vicepresidenta De la Vega anunció que se habían recibido cartas, fotos y llamadas de los secuestrados, algunos consideraron que había hablado de más.

Cuidar a las familias

Tanto el Gobierno como la célula creada por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para trabajar en el caso mantienen a las familias de Vilalta y Pascual informadas al mayor nivel y frecuencia posible, pero tratan de frenar ahí el flujo informativo. Este ha sido uno de los detalles que más han querido cuidar las autoridades españolas tras lo ocurrido con el secuestro del atunero «Alakrana» el año pasado por piratas somalíes.

Algunos diplomáticos españoles huyen desde hace seis meses de los periodistas. No quieren hablar de los secuestrados ni de nada más.

Vilalta y Pascual permanecen en manos de sus secuestradores desde la tarde noche del domingo 29 de noviembre de 2009. Cayeron en manos de un grupo terrorista, junto a su compañera Alicia Gámez, cuando iban de voluntarios en la caravana de la ONG Barcelona Acció Solidària por Mauritania.

Sus captores los trasladaron al desierto del norte de Malí, como hace AQMI con los occidentales que retiene.

Gámez fue liberada hace casi dos meses gracias a la mediación de Burkina Faso.

AQMI mantiene el secuestro de extranjeros como una de sus principales vías de financiación. Casi a la vez que los tres españoles fueron secuestrados un francés en Malí y dos italianos en Mauritania.

Todos están ya libres salvo Vilalta y Pascual, pero Italia, Francia y España niegan haber pagado rescate económico. A la lista se ha unido un turista francés secuestrado el mes pasado en Níger.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web