Imprimir

Cuatro jóvenes crean la ONG Niños de la India para financiar los estudios universitarios de jóvenes brillantes sin recursos

on . . Visitas: 455


El resultado es la ONG Niños de la India, con sede social en Barcelona, cuya misión es proporcionar oportunidades de vida a los más desfavorecidos de la India mediante tres diferentes proyectos: la financiación de los estudios universitarios de jóvenes sin recursos en Karnataka, la manutención de un orfanato para 200 niñas marginadas y un programa de apoyo nutricional y de escolarización de 100 niños de las calles de Bombay víctimas de malnutrición.

“Todos hemos viajado o residido en la India y compartimos la misma inquietud de hacer algo por cambiar la realidad del país. Consideramos que no hay que esperar que gobiernos e instituciones actúen para cambiar el mundo, sino que unas pocas personas con buenas ideas, muchas ganas y pocos recursos pueden hacer una gran diferencia en la vida de muchas personas al otro lado del mundo. Nos gustaría poder demostrar con nuestro proyecto que ser joven no es un impedimento para poder contribuir al cambio que tanto anhelamos”, comenta el fundador de la organización, Pedro Almeida, de 26 años.

Niños de la India considera que la educación es el arma más poderosa para romper el círculo de la pobreza. Su principal proyecto es la financiación de las carreras universitarias de jóvenes sin recursos con excelentes resultados en el Bachillerato, pero que debido a la pobreza de sus familias no pueden ni siquiera soñar de lejos con asumir los costes de la Universidad. Sus familias viven con menos de 1 euro al día, muchas de ellas en casas sin luz ni agua, y con unos ingresos anuales que en pocos casos superan los 320 euros. Se trata de jóvenes brillantes que sólo necesitan una oportunidad para poder construirse un futuro mejor.

“Lo más increíble es que el coste de las carreras universitarias en la India es infinitamente menor que en España. Con lo que algunos se gastan aquí en unos vaqueros o unas zapatillas se puede pagar la carrera completa de uno de estos jóvenes.”, señala Almeida.

Los precios de las carreras universitarias en la India oscilan entre los 150 euros que cuesta la más barata (Bellas Artes, de 3 años) y los 1900 euros de la más cara (Medicina, 5 años), si bien la mayoría de ellas tienen un coste medio total de 300 euros (Administración de Empresas, Informática o Ciencias varias). Muy poco para nosotros y una fortuna para estas familias acostumbradas a vivir con tan poco.

“Haciendo cuentas, con tan sólo 10 socios aportando una cuota de 10 euros al mes podemos financiar la carrera completa de un nuevo estudiante cada 3 meses. Con lo que nos gastamos aquí en una copa o un café con unos amigos, podemos cambiar radicalmente el futuro de un joven en la India”, prosigue. La educación universitaria permite que los jóvenes sin recursos en la India puedan acceder a puestos de trabajo que les permiten ganar al mes lo que actualmente obtienen sus padres en todo un año. Cuando estos jóvenes empiezan a trabajar sus familias mejoran su calidad de vida y pueden por fin acceder a cosas tan básicas para nosotros como el simple hecho de tener luz en sus casas, una dieta más variada o incluso una televisión. Un pequeño esfuerzo desde España, un gran cambio en la vida de varias generaciones en la India.

Niños de la India cuenta también con otros dos proyectos a los que esperan poder dedicarse tan pronto como la recaudación de fondos lo permita: el mantenimiento de un orfanato para 200 niñas marginadas y un programa de apoyo nutricional y escolarización de 100 niños de las calles en Bombay.

Niños de la India apuesta por las redes sociales

“Creemos en el poder de la comunicación, pero sobre todo, en el peculiar boca a boca en el que se han convertido hoy las redes sociales en Internet como Facebook o Twitter para llegar a la gente”, dice Almeida. Para conseguir sus objetivos, Niños de la India se ha propuesto emplear grandes dosis de creatividad y explotar todos los medios al alcance para llegar al público más joven.

“Queremos cambiar la idea que se suele tener de que para estar comprometido o ser parte de una ONG hay que ser mayor o tener estabilidad económica o laboral. Todos podemos contribuir de forma individual para cambiar lo que pasa en el mundo. No sólo puedes colaborar aportando 10 euros al mes, puedes ayudarnos a gestionar la organización, darnos ideas, y mucho más importante, difundir nuestra causa a través de las redes sociales. Nuestras puertas están abiertas para todos aquellos, que tal como nosotros, quieran hacer algo por los niños y jóvenes de la India. Si alguien tiene una idea original, bienvenida sea”, afirma Almeida.

También se contempla la organización futura de eventos culturales como conciertos, exposiciones, maratones o concursos, con la colaboración y el apoyo de diferentes colectivos y entidades para la recaudación de fondos, que están aún por concretar.

Niños de la India está registrada con el número 594311 y CIF G65226508 en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior y está reconocida por la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID). Carece de gastos de infraestructura, sueldos o alquileres, lo que permite destinar el 100 por cien de la recaudación de los fondos a sus proyectos.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web