Imprimir

"Indudablemente no vamos a llegar al 0,7% del PIB para el desarrollo"

on . . Visitas: 382


Durante casi dos años, desde que sustituyó a Leire Pajín al frente de la Secretaría de Estado de Cooperación, Soraya Rodríguez (Valladolid, 1963) había conseguido sortear las cada vez más agudas estrecheces presupuestarias. La ayuda al desarrollo era la niña bonita del presidente Zapatero, que presumía de mantenerla contra viento y marea porque, en época de crisis, es cuando más se necesita. El panorama cambió radicalmente el pasado miércoles: junto a otros recortes sociales, anunció una reducción de 600 millones de euros hasta 2011.

Pregunta. Zapatero ha incumplido su promesa de no tocar el dinero de la cooperación...

Respuesta. El presidente ha apostado siempre porque la cooperación fuese una política prioritaria y ese compromiso lo ha acompañado con un incremento muy notable de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD). Lo cierto es que la situación económica que vive España ha requerido medidas muy duras en el ámbito interno y también una reducción de la AOD de 300 millones este año y otros 300 el próximo, para un presupuesto que asciende a 5.192 millones en 2010. Si este ajuste sirve para recuperar la senda del crecimiento económico, como espero, la AOD volverá a aumentar.

P. Pero ya no se cumplirá el compromiso de llegar al 0,7% del PIB en 2012.

R. Indudablemente no vamos a llegar. Ese compromiso se asumió en 2007, en un momento en que la crisis económica no estaba anunciada. Ahora, lo razonable es reprogramar el calendario para llegar en 2015, igual que nuestros socios de la UE.

P. Con un millón de familias en España que tienen a todos sus miembros en paro, ¿entiende la sociedad que se dediquen recursos a combatir la pobreza fuera?

R. La AOD sirve para atender situaciones límite. En el mundo hay 1.000 millones de personas que padecen hambre y miseria extrema. Los parámetros no son comparables con los de aquí y la sociedad española lo entiende. La prueba es que, cuando se produjo el terremoto de Haití, la recaudación privada en España fue de 80 millones de euros. La mayor de la historia.

P. No parece comprenderlo el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, que ha pedido que la AOD se recorte a la mitad.

R. Creo que esa afirmación no la comparte buena parte de su organización. El sector empresarial tiene cada vez más presente que la ayuda al desarrollo, además de un compromiso ético, consolida la estabilidad de países en los que empresas españolas tienen importantes inversiones.

P. Rajoy se ha sumado a esa línea y ha pedido un recorte de 400 millones, además de los 600 que acordó el Gobierno.

R. En medio de tanta demagogia y populismo cortoplacista como está mostrando el PP, creo que esa propuesta de Rajoy es la única coherente con lo que hizo cuando estaba en el Gobierno: en 2002 y 2003, años de fuerte crecimiento económico, redujo en 170 millones la ayuda. No me sorprende que lo proponga ahora. Lo que debe explicar es por qué en los últimos años ha dicho que estaba comprometido con el 0,7.

P. ¿De dónde se van a detraer los 600 millones?

R. No va a afectar a la ayuda humanitaria y de emergencia, ni al compromiso con la reconstrucción de Haití ni a los proyectos bilaterales. Tampoco a los países más pobres de América Latina ni África. Además, los programas gestionados por las ONG españolas se van a mantener íntegros.

P. ¿Entonces?

R. Estamos estudiando una reducción proporcional de nuestras aportaciones a los organismos multilaterales, a los que en los últimos años hemos hecho importantes contribuciones. El Programa Mundial de Alimentos, del que dependen 23 millones de personas en el Cuerno de África, es una prioridad, pero hay otros organismos, como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), al que ya aportamos 700 millones. Además, de los 4.569 millones que destina la Administración central a la AOD, sólo el 60% lo gestiona el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, un 32% Economía y Hacienda y el resto otros ministerios.

P. ¿Cómo se garantiza que el 0,7% no se incumplirá en 2015?

R. Con crecimiento económico y con voluntad política.

P. ¿Y exigiéndolo por ley?

R. El propósito es incluir este objetivo en la ley de cooperación, que debemos aprobar en cumplimiento del programa electoral, para que el 0,7% sea ineludible.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web