Imprimir

Cuarenta sumilleres compiten en León por el podio regional del sector

on . . Visitas: 483

10-05-2010_ima2


Cerca de cuarenta profesionales de la comunidad autónoma compiten hoy para convertirse en el mejor sumiller de Castilla y León del 2010. El concurso se celebra por la mañana en León en el marco de las Jornadas de Sumillería, en las que se persigue avanzar en este sector profesional que es fundamental para ofrecer un buen servicio en los restaurantes. Entre los más de cuarenta sumilleres que concursan en representación de las asociaciones provinciales de la comunidad autónoma, participan al menos cuatro de Valladolid, en concreto César del Caño, Mari Mar Jiménez, Francisco Javier Iglesias y Alicia Vega (esta última del restaurante Zarabanda, situado en el Centro Cultural Miguel Delibes).

Los cuarenta sumilleres se someterán a una prueba escrita. Un examen en el que deberán demostrar sus conocimientos sobre el mundo de los vinos de cualquier procedencia, pero también sobre los diferentes productos gastronómicos que aparecen en las cartas, desde los quesos a las carnes. Sólo tres de estos sumilleres serán elegidos para pasar a las siguientes pruebas, que se celebran ante el público asistente a estas jornadas que han convertido León en la capital regional de la sumillería durante tres días. La primera prueba práctica consistirá en una cata a ciegas en la que los tres participantes deberán descifrar cuál es la bebida que se ha puesto ante sus ojos y paladares. Después deberán aplicar todo su ingenio para sugerir el maridaje perfecto para diferentes platos; en ese caso, el sumiller tiene que pensar y razonar las bebidas que mejor armonizan con las distintas sugerencias gastronómicas. La tercera prueba consistirá en estudiar una carta en la que los tres finalistas deberán descubrir y corregir los errores. Finalmente, los tres sumilleres decantarán un vino en una prueba con la que se pretende analizar la elegancia y el trabajo diario que realizan en sus establecimientos. El ganador será el que represente a la sumillería de Castilla y León hasta el próximo año.

León repite

Las Jornadas de Sumillería de fueron inauguradas ayer por la mañana en el Auditorio Ciudad de León por la concejala de Turismo del Ayuntamiento, Susana Travesí, quien destacó la importancia de que se haya elegido la capital leonesa por segundo año consecutivo para celebrar este encuentro profesional y el campeonato regional. Travesí lamentó que la lluvia del domingo desluciera las catas populares de vinos de las denominaciones de origen Tierra de León y Bierzo, que se celebraron a cubierto en la plaza de San Marcelo. «El objetivo de estas catas es acercar el mundo de la sumillería a los ciudadanos para que conozcan su labor», afirmó.

Formación y trabajo

Durante la inauguración, el periodista gastronómico Javier Pérez Andrés, colaborador de EL NORTE DE CASTILLA, recordó a los jóvenes sumilleres presentes en el Auditorio Ciudad de León la importancia de una buena formación, y también les enumeró las salidas profesionales, desde la restauración a las tiendas especializadas. Tras agradecer el respaldo del Ayuntamiento de León y de la Sociedad Mixta de Turismo, de la que es gerente Laura Santamaría, Pérez Andrés recordó que la primera asociación de sumilleres de la comunidad autónoma nació en la provincia leonesa «en la añada de 1999» y que, en la actualidad, la agrupación de Castilla y León cuenta con más de 600 profesionales de la sumillería. Al mismo tiempo, hizo hincapié en el hecho de que el presidente de la asociación nacional de sumilleres sea el que también dirige la sumillería de Castilla y León, el segoviano Pablo Martín. También hizo un llamamiento a los bodegueros de las denominaciones de Castilla y León para que tengan en cuenta que «las asociaciones de sumilleres no son ONG» y que «deben formar parte de cualquier acontecimiento gastronómico».

El domingo, los sumilleres participaron en cuatro catas técnicas de cafés, aguas, aceites y chocolates. Entre ellos se encontraban Manuela Blázquez y Raúl Márquez, dos sumilleres cordobeses que acudieron a León gracias a la colaboración de Renfe. La empresa pública de ferrocarriles española organizó una cata marinada el domingo en al Alvia que conectaba Madrid con Gijón. Una cata en la que los viajeros pudieron probar vinos de las denominaciones Tierra de León y Bierzo y que fue dirigida por el vallisoletano Miguel Ángel Benito, sumiller del Museo Provincial del Vino de Peñafiel.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web