Imprimir

«Muchos gays también son machistas»

on . . Visitas: 427


Podría ser su madre o una entrañable tía. Y de hecho lo es. Carmen Zurita (Rota, 1958) va por la vida anulando estereotipos y ella misma es una prueba de que las lesbianas no tienen por qué parecer camioneras, llevar el pelo corto o reírse estruendosamente. Zurita, presidenta de Colegades, el colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales de la provincia, estuvo hace unos meses en el encuentro Beijing+15 en Nueva York, donde se analizó la situación de las mujeres tres lustros después de la conferencia mundial de China.

-¿Hemos recorrido un largo camino desde Pekín hasta ahora?

-Sí se ha avanzado enormemente. Cuando sales de tu región te das cuenta de que hay verdaderas brechas entre un país y otro en materia de derechos humanos. Los países con más posibilidades tenemos que hacer el máximo porque luego se produce un efecto dominó.

-¿Por qué se sigue perdiendo el tiempo con lo de 'miembras' mientras las mujeres cobran un 20% menos que los hombres?

-Tienes razón, pero todos los debates son necesarios, porque la historia nos ha ninguneado y nos ha robado el trato de igualdad. El lenguaje es igual de importante a la hora de ocupar el espacio.

-Pero hablar de términos como 'transversalidad' tal vez no ayuda a atraer a los jóvenes hacia esta lucha.

-Es un asunto complejo. Es verdad que hay una crisis de participación, en los temas sindicales, políticos y reivindicativos. Esa solución debe ir acompañada por una tarea desde los medios audiovisuales. También es muy importante la educación en los institutos. Organizaciones como Colegades todavía tenemos dificultades para visitar todos los institutos de secundaria, porque estamos a merced de directores/as y educadores/as.

-¿Y eso pasa a menudo?

-No. Son casos concretos, pero hay veces todavía en que te dicen que no, de una manera maquillada y con argumentos bastante ridículos.

-De frente no se dice «no»...

-Hemos conquistado mucho. Ahora es políticamente incorrecto hacer lo que se hacía hace cinco años de forma impune. Pero siguiendo con lo de atraer a la gente joven, además de la educación y los medios están la responsabilidad de los ciudadanos, de todas las familias, en un mundo globalizado en el que hay un gran consumismo y la escala de valores está más acorde con un mundo aparente y superficial. Estamos en una crisis total. Pero yo también tengo que romper una lanza por una cantidad enorme de gente joven que se involucra y trabaja en muchas ONG.

-En lo de la pérdida de valores coincide usted con la Iglesia...

-Seguramente no tiene relación con lo que opina la Iglesia, que ha hecho un daño enorme. Estos últimos días se está destapando la verdadera cara de la Iglesia, porque han contribuido a una gran mentira. Son responsables del avance del sida y de poner trabas a la evolución de la ciencia.

-¿Para cuándo un desfile del orgullo gay en Cádiz?

-En Colegades no estamos de acuerdo en hacerlo. Lo respetamos pero nosotros trabajamos los 365 días del año. Puede ser incluso contraproducente porque se puede dar una lectura equivocada a muchas familias, porque cuando sus hijos le dicen: 'papá, mamá soy lesbiana o gay' la única información que tienen es lo que ven en la televisión y el día 28 se ve la forma distorsionada: un hombre con el culo al aire o lleno de plumas. Es una caricatura. Lo que nosotros defendemos es la dignidad humana.

-Menos aún querrán lo de la carrera de tacones que se celebra en El Pópulo.

-Eso es muy denigrante. Con lo del lanzamiento de bolsos y la carrera de tacones, que puede ser simpático para el público, estamos consolidando el estereotipo de la mujer transexual que tanto daño le hace, porque lo del hombre amanerado, la mujer camionera, la transexual pintada como una puerta... todo eso no ayuda a la normalización. Si no rompemos con eso, perderemos mucho y eso es algo que conocemos bien las mujeres.

-¿Dentro del movimiento homosexual, también las mujeres están discriminadas?

-Totalmente. El colectivo homosexual, bisexual y transexual es el espejo de los hombres y mujeres de la sociedad. Los hombres gays vienen con todos los beneficios del sistema patriarcal. Muchos de ellos son sus víctimas y muchos son machistas y la mujer arrastra 'per se' esa invisibilidad. Pero en Colegades intentamos tener muchas cosas en común para que esto no se dé. Hombres y mujeres somos feministas porque es el pensamiento que tenemos que tener a la hora de conseguir otros logros. Ahora tenemos una presencia física, incluso, en pueblos pequeños.

 

 

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web