Imprimir

"En Katyn yacen también muchos soviéticos represaliados"

on . . Visitas: 400

2010-04-19ima1


Vladímir Lukin, el Defensor del Pueblo de Rusia, reivindica la apertura de todos los archivos relacionados con la matanza de ciudadanos polacos en Katyn en 1940. En 2004, la Fiscalía Militar rusa cerró la investigación sobre aquel crimen del estalinismo y la mayoría de sus documentos fueron declarados secretos. "Me sumo a cualquier solicitud a la Fiscalía para que se abran los archivos", dice.

"Katyn fue una horrible tragedia, pero es una partícula en el inmenso mar de los crímenes de Stalin", opina Lukin, muy afín a Memorial, la ONG que vela contra el olvido de la represión. El ombudsman ruso es considerado una influencia clave para que el Kremlin se vaya tomando en serio la importancia de la memoria histórica. Lukin nació en 1937 y sus propios padres, funcionarios comunistas, fueron encarcelados en aquel año del Gran Terror. "No hay que dosificar la ruptura con el estalinismo como si se le cortara la cola a un gato a rodajas, como un salchichón. Si hay que cortar, mejor de golpe".

Lukin aboga por una visión amplia de la represión. "No es objetivo ni justo mencionar Katyn sin tener en cuenta que ahí, además de polacos, yace también un número muy superior de ciudadanos soviéticos represaliados. Para poner punto y final a los crímenes de Stalin hay que hablar de todos, contar todas las maldades cometidas y no tener un enfoque selectivo, como ahora", señala.

"El problema de Katyn se presentará de otro modo y será menos agudo cuando los rusos sean más conscientes de su propia tragedia, y vayan también allí a rendir homenaje a sus víctimas, cuando haya en el lugar un museo polaco y otro ruso o un museo conjunto, cuando los visitantes puedan honrar la memoria de uno u otro pueblo y Katyn se convierta en un factor de acercamiento y unidad entre ambos", dice.

Entre los argumentos para no abrir los archivos está la sensibilidad de los hijos y nietos de los verdugos. "Se dice que sus sentimientos serán humillados y afectados. Está claro que lo serán, pero es la vida. ¿Acaso callamos los crímenes de Hitler o de un maniaco asesino por no ofender a sus parientes? No se trata de abrir o no los archivos, sino de cuándo abrirlos, y hace tiempo que ha llegado el momento. Hay que abrir ya", opina.

El 21 de abril el Tribunal Supremo examinará un recurso de Memorial contra un tribunal moscovita que se negó a dictaminar sobre la interrupción de las investigaciones en Katyn. El Supremo determinará qué vientos soplan en el sistema judicial ruso, ya que puede obligar al tribunal a definirse o confirmar su inhibición.

Lukin está en contra de que la imagen de Stalin se utilice en el 65º aniversario de la victoria de la II Guerra Mundial, como pretende el alcalde de Moscú. Para superar del todo el estalinismo, recomienda, aparte de abrir los archivos, "desarrollar un Estado de derecho en el marco del cual todas las otras cuestiones se irán disolviendo".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web