Imprimir

Los geriátricos bajan los precios en 2010

on . . Visitas: 623


Los descuentos sobre 2009 llegan a los 400 euros y se achacan a la multiplicación de pagas de la dependencia par25042010im1a el cuidador familiar El 40% de los 205 establecimientos privados congeló o bajó sus tarifas por falta de usuarios

Los geriátricos privados bajan los precios. Cuatro de cada diez empresas especializadas en mayores -183 residencias y 22 centros de día- abiertas en Asturias se ha visto obligada este año a congelar o rebajar sus tarifas, con descuentos que llegan a los 400 euros en el coste mensual. El resto de los 205 establecimientos en vigor ha aplicado subidas que no superan los cien euros en la gama más alta, hasta el punto de que parecen haber desaparecido del mapa las residencias con máximos de 3.000 euros. De hecho, en la relación oficial publicada ayer por el Boletín Oficial del Principado (BOPA) sólo aparecen dos, una en Gijón y otra en Oviedo. Es la capitalina Mapfre Quavitae la que tiene el precio más alto de toda la región: 3.259.

Sin embargo, en ese mismo centro, ubicado en la ovetense calle de Cudillero, la gama de precios llega a los 1.692 euros al mes, una cifra que se aproxima más a la media de la región, que ronda los 1.300 euros al mes. Porque un tercio de las 183 residencias pide a sus clientes cantidades mensuales por debajo del precio oficial marcado por el Gobierno regional, 1.241 euros, la cantidad que paga a los privados para concertar con ellos plazas.

Esas son algunas de las conclusiones que pueden extraerse de esa relación oficial, publicitada expresamente por la Consejería de Bienestar Social y Vivienda, que siempre ha defendido que las tarifas privadas deben ser públicas y visibles, para que el consumidor tenga claros los precios de referencia y evitar, así, fraudes posteriores.

Y comparada con la misma relación, pero del año pasado, los números parecen respaldar las quejas de los empresarios sobre los efectos negativos de la Ley de la Dependencia sobre sus negocios, cada vez más vacíos. Lo achacan a la multiplicación de pagas a no profesionales para que cuiden, en casa, de su familiar dependiente.

Porque, aunque hay quien pague los 3.259 euros que pide de tope el centro ovetense, lo cierto es que la mayoría no llega a los 1.300 euros al mes, con mínimos como el de la Fundación Unión Social Católica, un centro abierto en Colunga, que cobra 750 euros a sus clientes. Además, de varias entidades, vinculadas con la Iglesia, marcan como precio el 80% de la pensión del usuario, lo que puede llevar a medias mensuales de 500 euros.

La mitad, sin red privada

El daño de ese 'boom' que ha registrado el cobro de pagas a familiares se hace especialmente evidente en los centros de día que, aunque han aumentado en número -había 20 en 2009 y ahora hay 22-, lo cierto es que sus rebajas llegan a pedir, al mes, sólo 100 euros al usuario, una cifra muy lejana a los 700 euros que, de media, cobraban el año pasado.

La relación oficial no sólo ofrece datos positivos para el bolsillo de los usuario, sino también para su disponibilidad, ya que la oferta privada, aunque aún coja -sólo llega a 37 de los 78 concejos de la región- ha experimentado un crecimiento. El año pasado, Gozón, Lena, Soto del Barco y Cangas del Narcea no aparecían como lugares rentables para la iniciativa privada que, no obstante, concentra su oferta en el centro, con 70 centros en Gijón; 44 en Oviedo y 16 en Siero. El Occidente, con 4, sigue siendo la 'Cenicienta' regional.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web