Imprimir

Viaje a la esperanza

on . . Visitas: 475


Qué no habrá visto la Reina en toda su vida y, sin embargo, el pasado viernes no pudo sino conmoverse de nuevo con la historia de una mujer a la que conoció en su visita a un centro de acogida de mujeres maltratadas de Adís Abeba (Etiopía). La mujer fue enterrada viva por su marido y sobrevivió al ser descubierta por unos niños que jugaban a pelota; desde entonces vive en un centro dependiente de una ONG, que recibe ayuda de la Agencia Española de Cooperación. No fue esa la única historia que la Reina ha conocido en el viaje que esta semana ha realizado a Kenia y Etiopía, países en los que ha recorrido un camino que va desde la peor de las miserias a la esperanza.

No es la primera vez que doña Sofía se involucra en causas humanitarias, sobre todo con las referentes a las mujeres y los niños. Hace ya más de veinte años conoció en una cumbre de mujeres que se celebró en Ginebra la propuesta de Mohamed Yunus, un economista nacido en Bangladesh a quien se considera el padre de los microcréditos. Esa fórmula por la que se conceden créditos de pequeñas cantidades a personas sin ningún tipo de recursos para que puedan salir de la miseria es ahora una práctica que llevan a cabo hasta entidades financieras convencionales, como hace La Caixa a través de su obra social. Hace años, sin embargo, Yunus parecía predicar en el desierto y montó una especie de banco de los pobres, el Banco Grameen, que concedía créditos de diez o cien dólares como mucho para que mujeres de Bangladesh pudieran comprar aperos de labranza, una máquina de coser o algún animal de granja con el que poder generar algunos ingresos. Con los años, Yunus recibió el premio Nobel de la Pazy el Príncipe de Asturias de la Concordia. ...

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web