Imprimir

Haití, una historia de dignidad

on . . Visitas: 436


La médico y misionera María Antonia Liviano presentó ayer en el centro cultural Caja Rioja el libro 'Éra25032010se una vez... y fue'

María Antonia Laviano no sólo cura los cuerpos, como cualquier otro de sus colegas médicos, sino que también da soporte a las almas. Su doble labor clínica y de misionera le ha llevado a conocer muy de cerca la realidad de un país al que la desgracia situó en el punto de mira internacional hace apenas dos meses. Un terremoto asoló Haití el pasado 12 de enero y dejó más de 230.000 muertos.

Pero el infortunio del país caribeño no comenzó entonces. «Es difícil de explicar, pero Haití pasó de ser el primer país independizado de América y ser más rico, incluso, que Estados Unidos, a convertirse el estado más pobre del continente», explica Laviano.

La miseria, sin embargo, no consigue borrar la «dignidad que reviste a los haitianos». Esos rasgos de nobleza son los que tiñen el libro 'Érase una vez... y fue', una recopilación de historias de niños haitianos narradas de forma simbólica. «Se trata de las vivencias de pequeños a los que atendí en la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos de Haití», indica. «Aunque estén tratadas como cuentos, son verídicas», prosigue.

Como en la vida, Laviano reconoce que hay «historias bonitas, que terminan bien, y otras que no». Pero todas logran el propósito de llegar al corazón del lector. Por ejemplo, entre los 'cuentos' con final feliz, Laviano destaca el de varios niños, que llegaron a la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos en la más absoluta miseria y que, años después, son trabajadores sociales o técnicos de laboratorio en la propia Fundación. «Conseguir eso da sentido a la labor realizada», incide.

Trabajando en Haití o con los haitianos desde 1985, esta misionera acudió de nuevo al país caribeño tras el terremoto. «La situación era indescriptible. A los que trabajábamos en urgencias no nos daba tiempo a la reflexión porque nos encontrábamos saturados», añade.

En pleno proceso de reconstrucción, María Antonia Laviano quiere poner un granito de arena más a su montaña de colaboración personal. Así, el importe de la venta del «libro-baúl» 'Érase una vez... y fue' (Editorial Montecarmelo) irá destinado a la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos.

«Ahora es cuando tenemos que ayudar a construir un nuevo Haití, diferente al de antes, donde todos tengan derecho a una vida sana y normal», explica. Pero recuerda que «Haití necesita veinte años de ayuda, no sólo un empujón solidario».

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web