Imprimir

FAO pide no exagerar riesgos de biotecnología y aprovecharla contra el hambre

on . . Visitas: 522


La FAO pidió hoy dejar de centrar el debate sobre las biotecnologías en los organismos genéticamente modificados (OGM) y hacer más accesible a los pequeños productores de los países en desarrollo las herramientas tecnológicas que existen.

"La biotecnología moderna y convencional ofrece potentes herramientas para el sector agrícola, incluyendo la pesca y la silvicultura (...) pero no han tenido aún un impacto significativo en la vida de la gente en la mayoría de los países en desarrollo", lamentó el director adjunto de la FAO, el maliense Modibo Traore, al inaugurar una conferencia técnica en México sobre biotecnología.

En la cita, que reúne a científicos, sector privado, algunas ONG y fundaciones, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) quiere mostrar cómo las biotecnologías contribuyen a fortalecer la seguridad alimentaria, preservar el medio ambiente y modificar las condiciones ante el cambio climático.

También, que pueden ser útiles para mitigar el hambre y la malnutrición en el mundo, que afecta ya a una de cada seis personas.

Además se espera que los resultados de los trabajos sirvan para capacitar a los países menos desarrollados sobre cómo utilizar la biotecnología en su beneficio, así como para ampliar sus estrategias nacionales para erradicar el hambre y aliviar la pobreza.

Tras la apertura, en una rueda de prensa, Traore dijo que la biotecnología "puede ser parte de la solución de la lucha contra la pobreza y el hambre", un problema que padecen 1.020 millones de personas ya en el mundo, agravado por la crisis alimentaria de 2008.

"Por supuesto que algunas de estas tecnologías pueden conllevar un riesgo. No lo debemos ignorar pero tampoco exagerar", explicó el funcionario africano de la ONU.

Recordó que buena parte de las herramientas biotecnológicas que serán analizadas en Guadalajara "ya están en los países en desarrollo" y "al uso" en áreas de diagnóstico de patógenos, o planes de inseminación artificial de reses, entre otros campos.

La dificultad, alertó, está en "las nuevas (bio) tecnologías, especialmente en el material preparado por las empresas privadas de los países desarrollados", que está patentado o sometido a esquemas de propiedad intelectual por parte de grandes empresas que ya invirtieron en desarrollarlas.

Para Traore, una organización con 194 países miembros como la FAO trabajará para "facilitar la cooperación entre los sectores público y privado" para hacer más accesibles los avances a los países menos desarrollados.

También prometió "estimular a los Gobiernos de esos países (menos desarrollados) para que inviertan más en agricultura, sobre todo en investigación y desarrollo en biotecnología" para el campo.

En la misma rueda de prensa el subdirector de Cooperación Internacional del Ministerio de Agricultura de México, Elías Reyes, explicó que tradicionalmente se ha dicho que "los países desarrollados tienen la biotecnología y nosotros (los menos desarrollados) la biodiversidad", un planteamiento de posiciones extremas que a su juicio se debe superar.

Por su parte, el indio Shivaji Pandey, de la dirección de Producción y Protección Vegetal de la FAO, cree necesario reconocer que no se va "en la dirección correcta" hacia el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) estipulado de reducir a la mitad el hambre que había en 2000 para 2015.

Recordó que el 75% de los pobres "vive en áreas rurales" por lo que el desarrollo agrícola es imperioso porque con él "se puede reducir dos veces más rápido" la pobreza.

Detalló que la presión por el crecimiento demográfico es cada vez mayor en el mundo, ya que hay más gente en proporción a la superficie cultivable.

En este sentido, dijo que se ha reducido el ritmo de crecimiento de los rendimientos por hectárea de granos básicos como el trigo, el maíz o el arroz, del 3% o 5% al año, entre los años 60 y 70, al 1,5% actualmente.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web