Imprimir

Llega de Guantánamo un palestino preso sin cargos desde 2002

on . . Visitas: 498


Walid Ibrahim Abu Hijazi, de 30 años, fue capturado herido en Pakistán


El primer preso de Guantánamo que acoge España, el palestino Walid Ibrahim Abu Hijazi, de 30 años, aterrizó ayer en un lugar indeterminado del país, procedente de la base de EE UU en Cuba. Su avión transportaba a otros reclusos del penal hasta Albania. En breve se espera la llegada de los otros cuatro presos que el Gobierno de Zapatero ha accedido a recibir: otro palestino, un sirio, un yemení y otro magrebí. El departamento de Justicia norteamericano ha mantenido en secreto, a petición de España, el nombre del "transferido", pero fuentes palestinas de Gaza aseguran que se trata de Hijazi, que llegó a Guantánamo en enero de 2002, casi recién abierto el centro de detención, tras ser detenido herido en Pakistán.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, confirmó ayer la llegada del palestino y nada más. "Por razones evidentes no vamos a ofrecer más datos. No queremos dar más datos porque pretendemos que quienes vengan a España puedan vivir y rehacer su vida y eso a veces es difícilmente compatible con según qué cosas. Queremos respetar al máximo su privacidad", dijo.

Sin embargo, en la franja de Gaza ya se celebró ayer la liberación. Un vecino del campamento de Jan Yunis, donde nació Hijazi y residen sus padres, explicó que la familia había recibido ayer la confirmación de la Cruz Roja de que el menor de sus hijos había sido trasladado a España. Esta misma ONG informó en el 2002 a Husam, hermano del ahora transferido, de que éste se encontraba preso en Guantánamo.

La llegada se produjo a la una de la madrugada de ayer, después de que Barak Obama diese el lunes una orden ejecutiva para su traslado. Ya en febrero de 2008, el Departamento de Defensa había aprobado que Hijazi podía dejar la base, al no haber cargos contra él. Inicialmente fue acusado de haber viajado en 2001, poco antes de los atentados del 11-S, desde Jan Yunus hasta Afganistán para hacer la yihad y de haber recibido instrucción terrorista en el campo de al Farouq. Fue detenido en Pakistán, adonde fue llevado tras ser herido en una pierna al estallar en las manos "de un compañero", según el acta de acusación, una granada de mano.

Durante los interrogatorios en la prisión ilegal de Guantánamo, el preso número 49 (identificado como Assem Matruq Mohammad, aunque él siempre negó llamarse así) negó todos los cargos y haber sido "un enemigo combatiente de los americanos". Contó que en su pueblo trabajaba en restaurantes y que se fue a Arabia Saudí a buscar empleo. La persona para la que trabajaba le "forzó" a ir a Afganistán, donde supuestamente tenía otro trabajo. En ese país admitió haber estado en Al Farouq, donde tuvo un Kalashnikov, un arma que dijo ya había tenido en su pueblo, "como muchos otros de mis vecinos".

Hijazi tendrá permiso de residencia y podrá trabajar. Según anunció anteayer Rubalcaba a los portavoces parlamentarios antes del traslado, se buscará integrarle en comunidades afines, en este caso palestinos, para que haya un doble control: de la policía y de la propia comunidad en la que se integre, informa Fernando Garea. El ministro informó también de que España estudia los expedientes de los otros cuatro candidatos a ser acogidos y de que tendrán libertad de movimientos al no tener causas pendientes con la Justicia, si bien un acuerdo con la UE impedirá que puedan viajar al resto de países europeos

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web