Imprimir

Los cafés, la copa, el puro... y 34.300 euros para India

on . . Visitas: 544


JORGE BARBÓ | BILBAO.

El Restaurante Lepanto de Bilbao ha conseguido recaudar casi 35.000 euros que irán destinados a un proyecto solidario de la Fundación Vicente Ferrer en India. La generosidad de sus clientes y trabajadores ha hecho posible que la ONG haya podido sufragar el 100% del importe necesario para hacer realidad el proyecto 'Bilbao con las mujeres de Antatapur' que tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de las mujeres de ese deprimido distrito de India a través de un trabajo digno.

Los 34.317,85 euros que se necesitaban para llevar a buen puerto la iniciativa se han recaudado mediante la venta simbólica de imanes con fotografías de la zona- formando un mosaico que reproducía la imagen una mujer india tejiendo con un telar- y la venta de las obras solidarias de artistas bilbaínos que se expusieron en el propio establecimiento.

La iniciativa 'Bilbao con las mujeres de Antatapur' pretende crear un centro de formación para que las mujeres de esta deprimida zona situada al sureste de India, donde la Fundación Vicente Ferrer lleva más de 40 años trabajando, puedan aprender a manejar telares eléctricos. La organización formará, en un primer momento a 41 mujeres y más tarde extenderá la enseñanza a mujeres de otras aldeas de este distrito indio para que puedan acceder a una formación profesional que les permita mejorar sus condiciones económicas y ocupar un puesto digno en la sociedad.

Este proyecto no ha sido la única iniciativa solidaria que este emblemático restaurante de la villa ha sacado adelante. Años atrás, con iniciativas similares se levantó en la zona la escuela Pedro Eguillor -que toma su nombre de la plaza en la que se ubica el Lepanto- y se consiguió formar a 19 enfermeras rurales para que pudieran realizar tareas sanitarias en los núcleos más deprimidos del distrito indio.

Un camarero solidario

Las campañas solidarias del Lepanto tienen su origen en una visita de Vicente Ferrer a Bilbao en 2005 en la que este filántropo explicó su labor en la región de Andhra Pradesh de India. Entre el auditorio estaba escuchando con atención Manuel Orozko, encargado del Restaurante. Tanto le impactó la obra de Ferrer que decidió viajar a la zona y compartir, a su regreso, su experiencia con los clientes. Al parecer, Orozko les consiguió contagiar su solidaridad porque, año tras año, ha llevado a cabo con éxito diferentes campañas en favor de los más desfavorecidos del lugar.

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web