Imprimir

Nestlé, primera compañía alimentaria que se asocia con la Fair Labor Association

on . . Visitas: 1919

nestle

Nestlé ha decidido colaborar con la Fair Labor Association (FLA) para determinar si hay menores trabajando en las plantaciones de cacao que abastecen sus fábricas. La FLA es una iniciativa multipartita, sin ánimo de lucro, que trabaja con grandes empresas para mejorar las condiciones laborales en sus cadenas de suministro.

En enero del año próximo, la FLA enviará expertos independientes a Costa de Marfil para que examinen la cadena de suministro de cacao de Nestlé. En los lugares donde se halle evidencia de trabajo infantil, la FLA identificará las causas fundamentales del problema y aconsejará a Nestlé cómo tratarlas de manera sostenible y duradera.

La FLA aportará la experiencia necesaria para garantizar que los esfuerzos de Nestlé para eliminar el trabajo infantil sean más efectivos y transparentes.

Nestlé es la primera compañía alimentaria que ha presentado una solicitud para incorporarse como miembro de la FLA. El trabajo de la FLA con Nestlé en relación con el cacao comenzará a principios del próximo año en Costa de Marfil, el mayor exportador mundial de esta materia prima.

En una primera fase, la FLA enviará su equipo de expertos independientes al país para trazar el mapa de la cadena de suministro. Los resultados de la evaluación de la FLA, que se harán públicos en la primavera de 2012, guiarán las futuras operaciones de Nestlé.

«No hay lugar para el trabajo infantil en nuestra cadena de suministro», ha dicho el vicepresidente ejecutivo de Operaciones de Nestlé, José López. «No podemos solucionar el problema nosotros solos. Nuestra vinculación a un socio como la FLA nos permite estar seguros de que nuestros esfuerzos se dirigen allá donde son necesarios».

Colaboración, la clave para abordar el problema

La FLA está compuesta por una coalición de compañías socialmente responsables, organizaciones de la sociedad civil y expertos, que trabajan juntos para fomentar la observancia de los estándares laborales internacionales. En una segunda etapa, Nestlé trabajará con la FLA y otras partes interesadas, incluido el gobierno de Costa de Marfil, para resolver los problemas que puedan identificarse.

La FLA evaluará el impacto de estos esfuerzos y presentará regularmente informes públicos sobre los logros alcanzados.

Auret van Heerden, presidente de la FLA, ha acogido con satisfacción la oportunidad de trabajar con Nestlé en materia de asuntos laborales. «En nuestro enfoque, no es tan importante auditar y vigilar como determinar cuál es el problema», ha explicado van Heerden. «En Costa de Marfil, podemos contribuir a aumentar la capacidad para tratar los problemas que encontremos sobre el terreno y luego medir si los esfuerzos para solucionarlos están siendo efectivos».

Con el apoyo del Cocoa Plan de Nestlé

El trabajo con la FLA complementará los esfuerzos de Nestlé para fomentar la sostenibilidad y mejores prácticas laborales en su cadena de suministro de cacao, los cuales se iniciaron con el Cocoa Plan de Nestlé.

El Cocoa Plan es un programa a diez años, valorado en 110 millones de francos suizos, para proporcionar plántulas de cacao de mejor calidad a los agricultores y para mejorar la trazabilidad de la cadena de aprovisionamiento del cacao. El plan ayuda a los agricultores, a sus familias y a las comunidades en las que viven.

En Costa de Marfil, Nestlé trabaja con otras dos organizaciones, UTZ y Fairtrade, para garantizar que el cacao que la empresa utiliza venga de fuentes responsables y sostenibles. Hasta el momento, 22 cooperativas agrícolas se han acogido al Cocoa Plan de Nestlé en Costa de Marfil y anualmente se producirán nuevas incorporaciones.

Una larga y compleja cadena de suministro

La cadena de suministro del cacao es larga y compleja. Esto hace que sea difícil para las compañías alimentarias establecer exactamente de dónde proviene su cacao y en qué condiciones se ha cosechado.

La certificación de organizaciones como UTZ y Fairtrade significa que los agricultores que trabajan para la cooperativa han recibido la capacitación necesaria para disuadirles de recurrir al trabajo infantil. La cooperativa se somete a una supervisión que asegura el cumplimiento de esta premisa y, anualmente, se realiza una auditoría externa.

Aunque los esfuerzos que se llevan a cabo en el marco del Cocoa Plan cubren las operaciones de Nestlé en varios países, el proyecto con la FLA comenzará en Costa de Marfil, país en el que la empresa compra la mayor parte del cacao que utiliza. Existen más de 800.000 plantaciones de cacao en ese país, siendo casi todas minifundios, en su mayoría enteramente familiares.

«Hasta ahora, no habíamos conseguido encontrar un socio creíble que tuviera la capacidad de ayudarnos con este tipo de proyecto», ha dicho José López. «Ahora hemos encontrado una organización que nos puede ayudar a resolver el problema del trabajo infantil».

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web