Imprimir

La escasa valoración de la sociedad es la principal carencia de la RSC

on . . Visitas: 455

icn

Para las pequeñas y medianas empresas es mucho más difícil la implantación de la RSC, sobre todo enrsc unos tiempos en que la crisis económica las mantiene casi asfixiadas, pugnando por sobrevivir o hacerse un hueco. Y de forma paradójica, es precisamente ahora más que nunca, en unos tiempos en que la sostenibilidad ha adquirido casi rango de derecho, el momento en que las pymes necesitan con más urgencia una implantación continua y coherente de las políticas de Responsabilidad Social. Así, en España, mientras las empresas del Ibex 35 abundan en la promoción y el impulso de los programas de RSC, las pequeñas y medianas empresas comienzan, tímidamente, a familiarizarse con el concepto, avaladas por el ramillete de guías, recomendaciones y ayudas que últimamente están floreciendo desde el panorama institucional.

Un ejemplo destacable es el de Javierre, una de las pymes españolas que más se ha implicado con la Responsabilidad Social Corporativa, haciendo de la gestión sostenible una herramienta perfectamente integrada en su modelo de negocio. Tanto es así que la compañía acaba de ser premiada por AECA y el Instituto de Censores Jurados en la categoría de pyme,- en la de gran empresa la distinción correspondió a Telefónica- por la transparencia de sus memorias de sostenibilidad.

La Responsabilidad Social no es, sin embargo, un camino de rosas para su director, Antonio Javierre, que en declaraciones a iCNr afirma que como principal carencia de la RSC existe "la escasa valoración por la sociedad del esfuerzo que supone una gestión como esta, diferente y con numerosos beneficios que revierten en las personas. Carencia importante significa también, la nula sensibilidad de la clase política cuando dedica grandes recursos en sensibilizar mediante actos y actividades diversas, las bondades de la RSC, pero para que la hagan otros. En cuanto a complejos, muy recientemente en conversaciones de este tema con clientes, uno de los mas importantes grupos de interés de la empresa privada, me tengo que oír, que la gestión responsable es una postura perdedora y suicida, que no trae resultados y que la empresa no se crea para estas cosas".

EL CAMINO DE LA RSC

En definitiva, afirma Javierre, "es una gran incertidumbre. Gestionar responsabilidad Social hoy día, significa estar adelantando las expectativas de nuestra sociedad y nuestros clientes, por tanto estar fuera de la mayoría de mercado. Ciertamente es cuando menos arriesgado y un tanto temerario".

En cuanto al futuro de la RSC como herramienta de gestión, el experto opina que "las compañías están asistiendo a una situación de cambios profundos, hasta el punto que nada será igual a como lo conocemos hoy día, los excesos cometidos ponen de relieve la inconsistencia y la mediocridad de una sociedad que consideramos avanzada. Nos están dando lecciones de humanidad y valores en las personas desde los lugares mas remotos y menos desarrollados, imagino tendremos que dar pasos a tras, tantos como sean necesarios para encontrar un equilibrio entre sociedad, bienestar y calidad de vida para todos, vivamos donde vivamos". Además, para Javierre "la empresa responsable del siglo XXI debería ser mas humana, usar el sentido común y establecer de verdad programas de desarrollo, riqueza de las personas y bienestar, allí donde obtiene sus materias primas, sus recursos humanos y vende sus productos. Esta es una obligación moral de la cual no se puede inmiscuir.

En cuanto a las expectativas de futuro de la RSC, el experto asegura que "nuestra sociedad actual es un modelo ya obsoleto y por tanto encontrará un medio para desarrollarse. La RSC es una oportunidad que sin duda genera avances hacia lo mas importante de nuestro Mundo, que son las personas.". "Alguien puede decir que el medio ambiente también es importante, el futuro es importante y estoy de muy de acuerdo con esto, pero son las personas el último eslabón de la cadena RSC. Por tanto considero no seremos tan tontos de de dejar perder una oportunidad como es la RSC que tiene objetivos de establecer la erradicación del hambre en el mundo, erradicación de abusos en derechos humanos, desigualdad y evitar la destrucción de nuestras fuentes de alimentación como es el entorno natural.", añade Javierre.

Por último, Javierre afirma que todavía no se ha dado una expansión de la RSC aunque sí es cierto que "cada día se habla mas del tema RSC, que los medios de comunicación, las instituciones educativas y un número todavía pequeño de empresas especialmente las grandes y otras pequeñas, de forma tímida trabajan activamente para logras objetivos responsables, pero insisto todavía a fecha de hoy septiembre de 2.010 estos cambios no los aprecio ni en mi sector de actividad ni en el ámbito personal.El resorte que definitivamente conseguirá una expansión generalizada de la Responsabilidad Social en las empresas y organizaciones será, la ciudadanía y los consumidores. En tanto y cuanto la sociedad no demande firme y claramente productos y servicios responsables, existirán empresas mayoritariamente irresponsables, corruptas y especuladoras. "

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web