Imprimir

«La responsabilidad social es competitividad para la empresa»

on . . Visitas: 466

lavozdeasturias

Joaquín Garralda, experto en Responsabilidad Social Corporativa (RSC) acudió a Oviedo para ofrecerJoaquin-Garralda una conferencia sobre el panorama actual de la RSC que organizó el Club Asturiano de Calidad y la Dirección General de Trabajo, Seguridad Laboral y Empleo del Principado.

¿Cómo afecta la crisis a la RSC? La crisis ha servido en cierto sentido como una selección natural, puesto que parecía que en los últimos tiempos estaba de moda la RSC y han quedado las empresas que comprobaron los beneficios de aplicarla, con las intranets si son empresas grandes o, si son pequeñas, comunicando más, y dialogando hacia afuera, que creo que es lo más difícil; tratar de comunicar la Responsabilidad Social Empresarial y preguntar para ver si se puede hacer mejor.

Las empresas españolas no encabezan los ránking... Bueno, hay algunas que sí, pero depende de que clasificación utilicemos. Por ejemplo las eléctricas, como Iberdrola y Endesa están muy bien situadas, Acciona, Telefónica y Repsol también. Actualmente no hay un ránking homogéneo. Unos miran los mejores lugares para trabajar, otros son de empresas filantrópicas; es uno de los problemas de la responsabilidad corporativa: se llama de muchas maneras y se dificulta su comunicación.

¿Cómo alentar a las empresas a adoptar la RSC? En la medida en que se den cuenta de su utilidad, que puede ser una herramienta de competitividad, no tanto para ahorrar unos dineros por temas de usar menos la calefacción o el aire acondicionado, sino por mirar el entorno y relacionarse con él de una manera distinta; que dé ideas para las innovaciones y que te des cuenta de que ofrece oportunidades.

¿Deben adoptar las empresas la RSC a petición de la sociedad o adelantarse? Suelen ir por detrás; tienen que tener una motivación. La clave es que el consumidor empiece a entenderlo, porque lo ha oído, pero no lo tiene muy claro. Cuando empiece a madurarlo y exigirlo ordenadamente a las empresas responderán más decididamente. Las grandes se han apuntado y están esperando a que responda la sociedad. Las pequeñas y medianas están esperando a ver claridad.

BP se alzaba con uno de los mejores puestos en RSC y el vertido en el golfo de México la ha hundido.

Es un caso muy interesante. Era una de las más renombradas; se decía "Beyond Petroleum" que queda muy bonito. Un estudio comprueba que la RSC puede ser un seguro de riesgo solo en términos generales. En cuanto hay algo relacionado con la salud y el medio ambiente toda esa fama y reputación cae, que no quiere decir que luego no te recuperes más rápido, pero cae. La RSC si se ve solo como un seguro de riesgo reputacional tiene una aplicación, pero en realidad la RSC nos da ideas para orientarnos. A la hora de equilibrar intereses los inversores quizá les hicieron controlar costes en exceso y se resintió la seguridad... Es un problema de priorización. Ahora lo cambiarán, no solo por el coste que les ha supuesto; están concienciadísimos.

¿Cómo se puede aplicar al caso de Asturias? Es cuestión de estar atento al entorno. En Asturias sí existe la RSC. Es una comunidad que ha tenido sus más y sus menos, con una industria minera muy potente y que ahora no es así. Ahora está cuestionándose por dónde tirar y mirando que se englobe a todos y ese es el caldo de cultivo de la RSC. Depende de todos y si al otro le va mal a ti te va a ir mal; la RSC puede dar ideas de por dónde desarrollarse que creo que es lo que está buscando Asturias.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web