Imprimir

Remover conciencias

on . . Visitas: 833


Modificar conductas y cambiar prácticas, en este caso bancarias. Esta reacción en cadena es la que ha provocado el aluvión de críticas enviadas desde los distintos medios contra la banca, por la inoportuna medida de las entidades financieras de cobrar comisiones a los particulares que efectúan transferencias a las cuentas corrientes de las ONGs que canalizan la ayuda española para la recuperación de Haití. No fue fácil convencer a la gran patronal bancaria que ante tragedias tan enormes como la que se vive en el citado país, se olvidase por un momento de hacer negocio con el dinero ajeno, pero al final se consiguió.



Parece que por una vez el mundo de las finanzas ha sido sensible a la voz del pueblo llano y ha dado marcha atrás, pero no por convencimiento propio. Y digo yo, ¿es que el poder bancario ha tenido que esperar a recibir este tirón de orejas para sentirse 'solidario' con los que peor lo están pasando tras los terremotos en Haití? Respetando las distancias entre la magnitud de las tragedias, ¿por qué los bancos no reparan por un instante en los cientos de familias españolas que con el tema de la crisis viven su particular calvario? La solidaridad comienza por atender a las necesidades de los de casa, sin que ello implique olvidar la ayuda a quienes desde fuera de nuestras fronteras nos la reclaman. El cobro de todo tipo de comisiones por las más variadas gestiones reporta a la banca pingües beneficios, y en estos tiempos de apretón no estaría de más que se hiciera pública una moratoria en la exigencia de las mismas, aplicable cuando menos a los que peor lo están pasando.

No se pretende atentar contra el negocio bancario, lo que el común de los mortales pedimos es que no se siga cobrando a los clientes por unos servicios que bien podían estar exentos de pago, pues ya bastantes euros les reportan a las entidades crediticias los intereses del dinero que en ellas depositamos. Es la hora de abrir un poco la mano…, mejor dicho, el puño y pensar que si la crisis no se enmienda al final del camino es bien posible que el dicho "la banca siempre gana" deje de ser una realidad para convertirse en todo lo contrario.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web