Imprimir

El trabajo, "un elemento integrador de primer orden"

on . . Visitas: 835

altodearangon

Organizada por la Coordinadora de Asociaciones de Personas con Discapacidad (Cadis) de Huesca y Fundesa, ayer setrabajoelemento celebró en el salón de actos de la DPH una jornada dedicada a la "Responsabilidad Social y Administración Pública: Contratación de los Centros Especiales de Empleo (CEE)". En la inauguración del encuentro participaron la alcaldesa de Huesca, Ana Alós; la diputada de Régimen Interior y Bienestar Social, María Antonia Borderías; y los presidentes de Cadis, Francisco Ratia, y de Fundesa, José María Nasarre.

Especialmente emotiva fue la intervención de la diputada Borderías, que asistía ayer a uno de los últimos actos en representación de la DPH y que en estos años ha tenido una estrecha relación con las asociaciones que trabajan en el ámbito de la discapacidad. Una relación que, dijo, "ha sido una de las partes más gratificantes" de su trabajo como diputada provincial, "que he aprendido mucho con vosotros; deberíamos fijarnos siempre en vuestro tesón, vuestro entusiasmo y vuestro esfuerzo. Son tres ingredientes fundamentales para mirar al futuro con esperanza".

Por su parte, José María Nasarre recordó los años de colaboración con Cadis, y afirmó que la posibilidad de contratar personas con discapacidad por parte de las administraciones públicas "es una forma de ayudar también a este sector; no solamente la subvención pura y dura, sino que estamos hablando del trabajo de personas que están preparadas técnicamente para realizarlo".

Francisco Ratia subrayó que el empleo es "un elemento integrador de primer orden" y añadió que para el colectivo de discapacitados, los centros especiales de empleo son "empresas imprescindibles". Y en esta época de crisis, además, son "de los elementos más frágiles de todo el sistema", y por ello pidió Ratia "encarecidamente" a las administraciones públicas "que se comprometan realmente con los centros especiales de empleo, que hagan ejemplo y que protejan especialmente a los centros especiales de empleo porque protegen a este colectivo tan vulnerable". Y la forma de protegerlos -añadió Ratia- es "dando trabajo, dando facilidades para que las tareas que hacen las distintas administraciones públicas las puedan ejercer estos centros especiales de empleo que dependen en un 95%, y en nuestra provincia en un 100%, de las organizaciones sin ánimo de lucro que están detrás".

En estos momentos de crisis, explicó Ratia, el objetivo de los centros especiales de empleo es "mantenerse y sostener los puestos de trabajo en los niveles que se han conseguido en los últimos años, que hoy por hoy es muy difícil. Pensar ahora en nuevas iniciativas de empleo es muy complicado, tendríamos que tener una coyuntura económica más favorable".

Respecto a María Antonia Borderías, afirmó Ratia que "lleva una trayectoria con nosotros impecable, y la vamos a echar mucho de menos. Es una persona muy querida", y sobre Ana Alós, destacó que es una persona "cercana".

Cerró el acto de inauguración de la jornada Ana Alós, quien dijo que el Ayuntamiento va a intensificar la colaboración con los centros especiales de empleo, "que trabajan muy bien en los ámbitos en los que desarrollan su actividad... Voy a mantener lo que hay y voy a intentar impulsar mayor colaboración, mayor compromiso por parte de la institución en el ámbito de la contratación de estos centros especiales de empleo en todos aquellos servicios que no podamos llegar a desarrollar con el personal que tenemos en el Ayuntamiento". Recordó Alós su compromiso en la campaña electoral sobre la accesibilidad universal, conseguir la integración de las personas con discapacidad y con dificultad, "y vamos a materializar ese compromiso generando además esa política transversal de integración y de accesibilidad, y una de ellas tiene que ser la de empleo. Por un lado, ayudando, apoyando y contratando a los centros especiales de empleo, pero también trabajando con las empresas de la ciudad, que finalmente tienen que ser quienes acaben contratando a estas personas".

LOS CEE

Fue el vicepresidente de Cadis, José Luis Laguna, el encargado de explicar que los CEE son "empresas con un doble objetivo: Realizar un trabajo productivo, participando regularmente en las operaciones del mercado, y asegurar un empleo estable y de calidad a las personas con discapacidad".

Para participar en un centro especial de empleo, se debe de tener una minusvalía igual o superior al 33%. Cada centro, además, debe contar con un número de trabajadores con discapacidad superior al 70 por ciento de la plantilla.

En una mesa posterior, Ado Miguel Servet, Down-Huesca, Asociación Guayente, Atades-Huesca, Cáritas Barbastro-Monzón, Fundación Agustín Serrate y Fundación DFA, explicaron el funcionamiento de sus centros especiales de empleo en la provincia.

EMPLEO RENTABLE Y CON PROFESIONALIDAD

Javier Guiu, presidente de Patronal Aragonesa de la Discapacidad (Padis), valoró ayer que "después de tres años de trabajo hemos logrado que en Aragón se haga una cuota de reserva en todos los contratos que licite la administración", y, por otro lado, destacó "el decreto del año pasado del Gobierno aragonés sobre el registro de los centros especiales de empleo con o sin ánimo de lucro". "Y otro punto muy importante bajo el prisma de la patronal de la discapacidad en Aragón -añadió- es ver el Real decreto que habla sobre la derogación de políticas activas y todo lo que concierne". Guiu, asimismo, reconoció que "estamos todos en un momento de crisis en el que hay que analizar, hay que estudiar y hay que estar expectante, y, desde luego, lo que entendemos es que la vida de los centros especiales de empleo es a través de la profesionalización, y cada día ser más rentables, estar en el mercado a cualquier nivel y apoyándonos en la cuota de reserva en los contratos que licita la Administración".

EMPLEO Y DISCAPACIDAD

- En la Comunidad Autónoma de Aragón hay actualmente 40.000 personas con alguna discapacidad y que tienen una edad laboral.

- En estos momentos, en la comunidad aragonesa están empleadas 14.500 personas discapacitadas, lo que supone el 35 por ciento del total.

- En centros especiales de empleo aragoneses trabajan un total de 1.950 personas, de ellas, más de trescientas en los centros que funcionan en la provincia de Huesca. En el conjunto del Estado español se calcula que trabajan en este tipo de centros más de 50.000 personas.

- En la comunidad autónoma de Aragón hay actualmente 63 centros especiales de empleo. De ellos, 47 tienen su sede social en la provincia de Zaragoza; 11, en la de Huesca, y los 5 restantes, en la de Teruel.

- Las actividades que se realizan en estos centros especiales de empleo son, entre otras, lavandería, serrería, biblioteconomía, limpieza, jardinería, hostelería, logística, conserjería y/o manipulados.

- Los centros especiales de empleo tienen una bonificación del 100% de la cuota empresarial a la Seguridad Social.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web