Imprimir

Un mini-acuerdo para los más pobres

on . . Visitas: 655

miniLos dirigentes de los 48 países menos adelantados realizan una fuerte campaña en esta ciudad turca para lograr un mini-acuerdo comercial previo a cualquier otro tratado mundial en el marco de la Ronda de Doha de la OMC.

"Ésa es una de las opciones que se discute", dijo a IPS la subdirectora general de la OMC (Organización Mundial del Comercio), Valentine Rugwabiza, en una entrevista realizada este miércoles.

"Pero hay varias opciones en debate, y más allá de ellas ahora también habrá una necesidad de llegar a un acuerdo entre los miembros", agregó.

Los líderes de los países más rezagados esperan que, de lograrse, el nuevo pacto entre en vigor a fin de año. Aspiran a obtener un compromiso a tal fin en la Cuarta Conferencia de las Naciones Unidas para los Países Menos Adelantados, que finalizará el viernes en la ciudad turca de Estambul.

La conferencia se realiza cada 10 años, y los representantes de esas naciones consideran que éste es un momento crucial para plantear sus reclamos.

"Se sienten frustrados por lo prolongado de estas negociaciones (de la OMC). Una clara señal de eso es que dicen que si la ronda no puede completarse este año necesitaremos algo (más que garantice) resultados para los países menos adelantados", dijo Rugwabiza, nacida en Rwanda, uno de esos estados.

La ronda de negociaciones comerciales multilaterales de Doha fue lanzada por la OMC en noviembre de 2001. Ahora las conversaciones prácticamente se han interrumpido, y el ascenso de economías emergentes del Sur en desarrollo ha vuelto cada vez más irrelevante la retórica donante-cliente de muchos actores.

Los líderes de los países menos adelantados han enviado "un mensaje claro y fuerte" en cuanto a que "están frustrados por la situación actual, por el impasse, y por la perspectiva de que en 2011 tal vez no obtengan el gran paquete que querían", dijo Rugwabiza.

Pero al mismo tiempo hay "una clara resolución en cuanto a que no estamos listos para aceptar ningún resultado. Porque también somos miembros de esta organización (la OMC)", añadió.

Rugwabiza resumió los argumentos planteados por los jefes de Estado de muchos de los países menos adelantados. Según ellos, "después de todo nosotros representamos solamente uno por ciento del comercio mundial. Si a causa de discrepancias entre los principales actores –países industrializados o emergentes- no podemos llegar a un acuerdo este año, no podemos darnos el lujo de continuar esperando eternamente. Porque el tiempo no tiene el mismo costo en nuestras economías que en las suyas", dijo.

"Nosotros no somos el origen de este impasse, no somos quienes impedimos que la ronda avance, pero sí somos los que vamos a pagar el precio más alto. En un entorno que se está deteriorando no por culpa nuestra, sino por la crisis que nosotros no causamos", sostuvo.

Rugwabiza señaló que los países menos adelantados son enfáticos en querer un acuerdo comercial multilateral y en afirmar que los tratados regionales y bilaterales no lo sustituyen.

"Varios presidentes vienen con un mensaje muy claro y fuerte de que la ruta multilateral es su vía para (lograr) reglas comerciales multilaterales. No están listos para abandonar la plataforma multilateral de las negociaciones", dijo.

Esa afirmación parece contener advertencias veladas.

"En esta etapa hay un amplio consenso en torno a las circunstancias específicas que enfrentan los países menos adelantados, pero también hay un interés de todos los miembros por mantener el compromiso de esas naciones con el sistema", dijo Rugwabiza.

Ellos dicen "que su participación y compromiso han sido muy útiles, que han contribuido de un modo muy constructivo, han planteado varias propuestas que hoy son parte de la Agenda de Desarrollo de Doha. Propuestas sobre disciplinas relacionadas con el algodón, propuestas sobre normas de origen más flexibles y simplificadas, que para varios de los países menos adelantados constituyen una barrera mucho más (fuerte) que los aranceles", señaló.

Los líderes de esos estados sostienen que ya han tenido suficiente. Su argumento es que hasta ahora se han esforzado "en un entorno que no necesariamente es el más propicio o el que más los apoya, donde todavía hay varias barreras, varios 'desincentivos' para agregar valor a nuestros productos, en un entorno donde todavía enfrentamos la escalada de los aranceles, subsidios y falta de predecibilidad", dijo Rugwabiza.

El presidente de Zambia, Rupiah Bwezani Banda, por ejemplo, dijo en una reunión sobre comercio que "las preocupaciones de los países del grupo ACP (África, el Caribe y el Pacífico, muchos de ellos integrantes de los menos adelantados) no han sido plenamente abordados, aunque los debates han llegado a una etapa crucial".

En reuniones privadas con funcionarios de la OMC, muchos dirigentes se han mostrado mucho más directos.

En la conferencia de Estambul se han realizado muchas cruciales rondas de conversaciones entre líderes de los países menos adelantados y el director general de la OMC, Pascal Lamy. Esta reunión no es, formalmente, parte de las negociaciones de la OMC, pero los asuntos comerciales han estado en el centro mismo de sus debates. (ips)

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web