Imprimir

Dos nuevos centros de respuesta sanitaria crearán empleo rural

on . . Visitas: 726

31-03-2010_ima4


El presidente de la Junta destaca el «esfuerzo sin precedentes» para mejorar la asistencia en la provincia

Las infraestructuras se ubicarán en la localidad palentina de Guardo y en la abulense de Mijares

Castilla y León contará con dos nuevos centros de respuesta sanitaria, que se ubicarán en la localidad palentina de Guardo y en la abulense de Mijares y reforzarán el servicio que presta el de Tábara, que desde su creación, hace cuatro años, ha atendido casi 3,5 millones de llamadas y ha gestionado 2,3 millones de citas con el médico o la enfermera. También ha contribuido a revitalizar la economía del pueblo y a afianzar la población, aspectos en los que incidió ayer el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, durante la inauguración del nuevo centro de salud de Tábara.

Los nuevos centros, que entrarán en funcionamiento en los próximos meses y serán más pequeños que el de la localidad zamorana, aunque de características similares, contarán con una plantilla de seis teleoperadores, que se sumarán a los 48 que trabajan en Tábara (43 mujeres y 5 hombres), de los cuales siete tienen algún tipo de discapacidad. Cinco de ellos realizan su trabajo desde su domicilio.

La apertura del centro, en enero del 2006 logró frenar la emigración con la contratación de 35 trabajadores procedentes de la zona, una cifra significativa en un núcleo de estas características, situado a 44 kilómetros de la capital, en la Reserva de la Sierra de la Culebra, y que, según afirmó Herrera, «muestra el apoyo decidido de la Junta de Castilla y León por el empleo rural».

El Centro Regional de Respuesta Sanitaria es el encargado de facilitar, en combinación con el sistema de cita telefónica automatizada, la obtención de cita previa en los 90 centros de salud urbanos y semiurbanos de la comunidad.

La Junta también tiene prevista la puesta en marcha un sistema de intermediación de cita previa para personas con discapacidad auditiva, que permitirá la comunicación textual con los teleoperadores a través de una aplicación en la PDA o con un teléfono textual.

Herrera hizo balance del Plan de Infraestructuras Sanitarias puesto en marcha en 2002, que está en su último año de aplicación, con la ejecución de las últimas infraestructura. 2009 se cerró con una inversión de 1.240 millones de euros, «un grado de ejecución que va a permitir cumplir con los objetivos previstos» cuando se diseñó el plan.

Destacó, además, el esfuerzo «sin precedentes» que el Gobierno Regional ha realizado para mejorar la prestación y la asistencia sanitaria en Atención Primaria en la provincia de Zamora, en la que se han invertido en los últimos ocho años un total de 25 millones de euros, que han permitido la construcción o reforma de nueve centros de salud -Alcañices, Puerta Nueva, Toro, Fuentesaúco, Benavente, Bermillo de Sayago, Camarzana de Tera, Campos-Lampreana y Tábara- y la ejecución en estos momentos de otros tres: Parada del Molino, Mombuey y Puebla de Sanabria. A todos ellos habrá que añadir el de Villalpando, que se comenzará a construir a lo largo de 2010. «Se trata de un esfuerzo sin precedentes en un tiempo récord», subrayó el jefe del Ejecutivo regional.

Además, entre el 2001 y el 2008 se han destinado otros 3,92 millones a la inversión en forma de subvenciones a entidades locales para la construcción o reforma de un total de 421 consultorios locales. En la actualidad, se encuentra en fase de resolución una nueva convocatoria, con otros 487.792 euros.

En su conjunto, el Plan de Infraestructuras Sanitarias supone en el período 2002-2009 una inversión en Zamora de 110,5 millones de euros, a los que se añadirán los 14,7 previstos en el presupuesto para 2010.

Del nuevo centro de salud de Tábara, que da cobertura a una población de 4.763 personas pertenecientes a 15 localidades, Herrera indicó que «forma parte del esfuerzo de mejora y modernización de las infraestructuras sanitarias que la Junta emprendió ahora hace poco más de ocho años, cuando el 1 de enero de 2002 asumió las competencias en materia de asistencia sanitaria».

Seis veces mayor

Con una superficie de 1.857 metros cuadrados útiles, lo que supone multiplicar por seis la anterior y mejorar la calidad de la asistencia sanitaria que se presta, el nuevo centro de salud ha supuesto una inversión de tres millones de euros.

La zona de consultas cuenta con seis de medicina de familia y enfermería, dos de pediatría y tres más polivalentes. Además, el centro dispone de una unidad de preparación al parto, área de salud mental con consultas y sala de terapia de grupo, así como una zona de urgencias con dos consultas y cuatro dormitorios.

En Tábara se encuentra también un punto base para ambulancia de soporte vital básico y un servicio oficial veterinario con dos despachos de técnicos así como uno más para el coordinador, archivo, sala de reuniones y zona de procesado de muestras.

Las mejoras se reflejan también en el aumento de la plantilla del centro, integrada por 27 trabajadores: nueve médicos de familia, ocho enfermeras, tres médicos de área, dos enfermeras de área, una matrona, una trabajadora social, un pediatra, un auxiliara administrativo y un celador. Del total de la inversión, se han destinado 173.245 euros al equipamiento, entre el que hay que destacar la adquisición de seis poliscopios, un autoclave, un electrobisturí, un pulsioxímetro y cuatro camillas eléctricas.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web