Imprimir

Patim advierte del aumento de las personas en riesgo de exclusión

on . . Visitas: 967


La ONG potencia su área de inserción laboral y logra trabajo para 50 personas en plena crisis económica

«El perfil de la persona en riesgo de exclusión social no es el de alguien que duerme en la calle. Cualquier persona que lleva más de año y medio en paro y tiene más de 40 años está en riesgo de exclusión, porque la inclusión social se vertebra en base a tener o no tener trabajo», subrayaron ayer Cristina Anta y Pablo Safont, del área de integración laboral de Patim tras la presentación de su memoria anual.

El servicio de orientación, formación e información para la incorporación laboral de la ONG -dirigido a las personas en riesgo de exclusión- logró la inserción laboral de 50 personas en 2009, en plena crisis económica, de las que ocho contratos fueron indefinidos.

«El mayor número de inserciones se lograron en los sectores de hostelería y limpieza», explicó Anta,

«porque las personas con las que trabajamos no tienen un grado elevado de formación».

Otro de los servicios, el del taller de empleo, ha permitido que desde diciembre de 2009 diez personas -seis mujeres y cuatro hombres- participen en un programa teórico-práctico para el diseño de páginas web, que incluye módulos de sensibilización medioambiental, salud y seguridad laboral y orientación laboral. El sueldo mensual que reciben es de 800 euros.

En cuanto a las asistencias, Patim registró en 2009 un ligero incremento de los casos atendidos por ludopatía, que el presidente de la ONG, Francisco López, atribuyó al aumento del servicio de atención a adicciones no tóxicas y no a la crisis económica. Mientras, descendieron la atenciones por consumo de cannabis, cocaína y anfetaminas. Además, se registró un aumento en el número de casos cuya adicción principal es el alcohol, heroína, alcohol/cocaína y heroína más cocaína.

Ámbito de la prevención

En el ámbito de la prevención, participaron 4.308 personas en los diversos servicios, mientras que en asesoramiento se registraron 379 casos, de los que 115 se refieren a sanciones administrativas, 98 a intervenciones en comisarías de Castellón y Vila-real, 63 a medidas alternativas, 62 a la Unidad de Valoración y Apoyo en Drogodependencias, 27 a conductas violentas y 14 a menores.

Francisco López apuntó la necesidad de incrementar las ayudas sociales por parte de la administración, de modificar las leyes de Subvenciones y de Contratos y de realizar un estudio «riguroso» para la devolución del IVA, «puesto que Patim soporta cada año casi 30.000 euros de IVA».

La directora general de Drogodependencia, Sofía Tomás, indicó que la drogodependencia «es un problema que no podemos dejar que no esté visible en la sociedad, y más ahora que se ha agravado por la normalización de los consumos y la no percepción de riesgo». Según dijo, «la Generalitat trabaja en la transversalidad en el tema de la droga para conseguir el bienestar de los ciudadanos y la viabilidad de las asociaciones que trabajan con los drogodependientes».

A la presentación de la memoria también asistieron el director general de Empleo e Inserción Laboral, Felipe Codina, y el delegado del Consell en Castellón, Joaquín Borrás.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web