Imprimir

A estudiar más

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 390

26-03-2012e2Sierra Leona inició importantes reformas a su sistema de enseñanza tras registrar uno de los peores resultados académicos de África occidental. El primer paso será añadir un año de cursos a la escuela secundaria a partir de 2013 y casi duplicar las horas diarias de clase.

"Esta intervención involucrará a todo el sistema. Incrementar el programa de educación secundaria un año afectará a todos en el país", dijo el jefe de Instrucción en el Ministerio de Educación, Salieu Kamara.

Cada año, estudiantes sierraleoneses realizan el Examen para el Certificado de Estudios Secundarios de África Occidental (WASSCE), con el que aspiran a ingresar alguna la universidad de la región.

El WASSCE es válido también en Gambia, Ghana, Liberia y Nigeria.

En 2008, apenas uno por ciento de los sierraleoneses que rindieron el examen puntuaron por encima de lo que el Consejo de Examinación de África Occidental (WAEC) considera el mínimo para aprobar en cinco materias, entre ellas inglés y matemáticas.

Sheriff Sapateh, jefe de la oficina sierraleonesa del WAEC, señaló que aun una aprobación de 25 por ciento de los estudiantes sería considerada un mal desempeño del país.

Ante esta situación, el gobierno reaccionó creando la Comisión Gbamanja de Investigación para determinar exactamente en qué estaba fallando el sistema educativo y cómo podía ser mejorado.

Sapateh señaló que la guerra civil contribuyó tanto directa como indirectamente en los malos resultados de los exámenes de 2008. El conflicto, entre 1990 y 2001, hizo que muchos estudiantes pasaran sus años de formación en condiciones extremadamente difícil, con esporádicos cierres de colegios.

Para agravar la situación, profesores calificados abandonaron el país, y quienes los reemplazaron fueron capacitados en programas de entrenamiento "intensivos".

Aunque las condiciones mejoraron en los últimos años, todavía existe infraestructura dañada por el conflicto, y siguen vigentes políticas adoptadas en tiempos de guerra.

"Todos contribuyeron a un mal desempeño: la comunidad, el hogar, los propios niños, la escuela, los maestros, e incluso el gobierno podría haber hecho más", dijo Dele Sannoh, jefe del Departamento de Estudios sobre Educación en el Colegio Fourah Bay de la Universidad de Sierra Leona, e integrante de la Comisión Gbamanja.

Una de las recomendaciones de la Comisión fue añadir un año a la educación secundaria superior (hasta ahora de tres años) antes de que los alumnos se puedan presentar al WASSCE, e incrementar la cantidad de horas diarias de clase, de cuatro a siete.

Esto significa que Sierra Leona no realizará exámenes públicos de ingreso a la universidad este año.

Les daremos a los estudiantes "la oportunidad de tener más tiempo en el colegio. Esperamos que esto funcione, pero si ellos pierden el tiempo o los profesores no están comprometidos con su trabajo, volveremos a cero", alertó Sannoh.

Ghana intentó realizar una reforma similar en 2008. El nuevo sistema funcionó durante todo un año, pero fue revertido por completo cuando cambió el gobierno.

"Yo creo que, si le hubieran dado tiempo, probablemente habría tenido los resultados que esperaban", dijo Sannoh.

Pero no todos los centros educativos de Sierra Leona tienen mal desempeño. El Colegio Secundario Annie Walsh Memorial constantemente logra resultados superiores al promedio en el WASSCE.

La directora de la institución, Ophelia Morrison, informó que, regularmente, dos tercios de sus entre 300 y 400 estudiantes aprueban el examen.

"Mi colegio es de 'calificación A'. Hay alumnos de muy buen rendimiento, y quiero creer que la recomendación de un año extra (a la educación secundaria) no se aplicará a mi colegio. Deben proponer otra cosa", dijo Morrison.

"Mi opinión es que se entreviste a los directores (de los centros educativos) para que se pueda enfocar (el análisis) en nuestras opiniones en vez de trazar una tendencia general" de la situación, añadió.

Los estudiantes sierraleoneses podrán presentarse al WASSCE en 2013 solo si lo pagan. Pero el costo, que se acerca a los 80 dólares, un salario mensual decente en este país, es prohibitivo para muchos alumnos.

Imran Sesay, estudiante de 18 años del Colegio Secundario Hermandad Musulmana, integra el primer grupo de alumnos que deberán cursar un año extra.

Pero como él paga sus propias matrículas escolares, no cubiertas por el gobierno, no cree que pueda afrontar otro año de estudios. En este país, los costos educativos son de 25 dólares anuales.

"Si añaden un año, tendré que renunciar", dijo. "Estoy todo los días en las calles intentando reunir dinero para sobrevivir, y al mismo tiempo pagar mis matrículas".

El incremento del tiempo de estudio es parte de una serie de reformas, que incluyen cambios en la capacitación de los profesores y mejoras en la infraestructura, con bibliotecas y computadoras.

Los profesores se quejan de bajos salarios, mientras que las autoridades del sector señalan que los pedagogos carecen de capacitación suficiente.

Aunque el gobierno asegura haber incrementado el gasto público 36 por ciento en 2008, las limitaciones financieras siguen siendo una queja común en todos los niveles del sistema.

"Hay muchas facetas que considerar en el sistema educativo. El equipamiento, la calidad de los profesores... Estamos haciendo todo eso simultáneamente", señaló Kamara. (ips)

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web