Imprimir

Proyecto-hombre-adolescentes

on . . Visitas: 638


La organización Proyecto Hombre espera comenzar a atender adolescentes a partir de septiembre. Así lo apuntó ayer Juan José Soriano, responsable provincial de la entidad en Málaga -delegación de la que depende Melilla-, durante el balance de funcionamiento del centro, sito en el local nº 22 del Cargadero del Mineral, desde que se pusiera en marcha a comienzos de septiembre. El motivo de esta medida se debe a las alarmantes cifras que arrojan los estudios sobre consumos de drogas en menores, y que sitúa a la edad de inicio en algunas sustancias en los 12 años.

Además de Proyecto Hombre, también estudios de la Universidad de Málaga han confirmado el cada vez más prematuro coqueteo de los adolescentes con las sustancias estupefacientes. Y por ello, la entidad quiere tener a partir del próximo escolar los elementos necesarios para trabajar con los jóvenes. Para poder desarrollar esta iniciativa, según explicó Soriano, uno de los profesionales del centro local se trasladará a la delegación provincial para prepararse en este ámbito.

Prevención
Asimismo, el responsable provincial de Proyecto Hombre subrayó la necesidad de hacer "un trabajo muy exigente" en lo que respecta a la prevención con los más jóvenes. En este sentido, aplaudió ayer las actuaciones educativas que se estado llevando a cabo desde la Consejería de Bienestar Social y Sanidad, a la que le volvió a proponer el desarrollo de proyectos que ya cuentas en la entidad para la prevención en jóvenes de 5º y 6º de Educación Primaria.

Más mujeres
Del balance de la ONG desde que volvió a ponerse en marcha en Melilla, uno de los datos que más llaman la atención es que de las 14 personas que se encuentra actualmente en periodo de rehabilitación, la mitad son mujeres. Este dato varía mucho de lo que ocurre en el resto del país, y en concreto respecto a la delegación de Málaga donde el 85% de los usuarios son hombres.
En cuanto a las edades, la media se situaría en los 26 años. Eso sí, hay una fuerte variación entre el usuario más joven, que se encuentra en la mayoría de edad, con el mayor, que tiene 55 años.

Tratamiento
Según apuntó Soriano, desde comienzos de febrero han pasado por la entidad una quincena de personas, de las cuales tres tuvieron que dejar el tratamiento por motivos laborales. Eso sí, la parte positiva es que ayer mismo uno de los usuarios que ha estado en Melilla en estos últimos meses recibía "el alta" después de casi tres años de tratamiento.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web