Imprimir

«La participación ciudadana es clave para alcanzar el desarrollo sostenible»

on . . Visitas: 847


«La educación ambiental no es escribir folletos. Hay que conseguir un cambio en nuestro modo de vida para alcanzar el desarrollo sostenible, y para ello deben colaborar tanto las administraciones como los ciudadanos y las ONG», declaró ayer Jaime Gutierrez Bayo, codirector del curso sobre 'Educación ambiental y participación ciudadana, cimientos para una sociedad sostenible', que se imparte en Suances.

María Luisa Pérez García, directora del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), fue la encargada de inaugurar el arranque del curso en la sala de exposiciones 'El Torco', cerca de la playa de 'La Concha'. Trabajar sobre la base de la educación y la sensibilización ambiental, y la importancia que tiene en este campo la participación ciudadana; y pintar el mapa, tanto histórico como actual, de esta educación en Cantabria son los objetivos que busca este seminario porque, como afirma Gutiérrez Bayo, «hay que romper el cliché que liga la educación ambiental a la conservación pura y dura de la naturaleza. Queremos ir más allá e introducir otros temas como la justicia social o la sostenibilidad económica».

Uno de los principales mecanismos desarrollados en Cantabria para fomentar el diálogo es la Agenda 21 Local. Un proceso que ofrece la oportunidad de tomar parte, de forma colectiva, en el desarrollo de acciones ambientales, económicas y sociales. «Que no se basen sólo en diagnósticos de perfil técnico».

Plan eólico

Miguel Ángel Revilla afirmaba el domingo en la Fiesta Regionalista del PRC que «hay que apostar por las energías renovables en España porque podemos ser el Kuwait del futuro», y el plan eólico recientemente firmado es una de las infraestructuras sobre las que Gutiérrez Bayo aplicaría la medida de contar con la opinión de «las ONG, las asociaciones de todo tipo, los ayuntamientos y los ciudadanos en general, para que, a partir de sus opiniones, la administración decida si es la energía que nos interesa». Porque Cantabria es deficitaria en este aspecto y además es un sector económico muy importante, pero eso no significa que no haya que barajar todos los factores, como el ambiental, porque «la instalación de aerogeneradores implica cierto impacto sobre el paisaje, aunque también la conservación de otros elementos, como la atmósfera».

Puede ser una buena alternativa para alcanzar un desarrollo sostenible tridimensional «siempre que se ofrezca información detallada y se introduzca en el debate público», aseguró. En esta línea se encuentran los proyectos de futuro del CIMA, «como el Plan de Movilidad Ciclista y la Estrategia de Desarrollo Sostenible para Cantabria, que probablemente sea aprobada este año». También destacó la presentación, «después de dos años de trabajo», del primer Cálculo de Indicadores para la Sostenibilidad, que se ha desarrollado junto a los municipios de Cantabria y el Icane (Instituto Cántabro de Estadística) para medir cada año «si estamos caminando hacia la sostenibilidad ambiental, social y económica».

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web