Imprimir

Introducimos la cultura preventiva

on . . Visitas: 830


El 28 de abril se conmemora el Día Internacional de la Seguridad y Salud Laboral y recientemente la Junta ha aprobado la nueva Estrategia Andaluza a seguir, que sustituye al Plan General de Prevención de Riesgos Laborales. ¿Qué se ha conseguido con el anterior plan?

--Hemos logrado algo difícil: introducir un nuevo concepto en la sociedad como es el de la Cultura Preventiva. Hoy hay una preocupación social hacia el accidente laboral que no existía en la década de los noventa.

--Ha destacado la valoración positiva de los agentes sociales al anterior plan. ¿Es muy importante su opinión para la Consejería de Empleo?

--No solo es importante, sino fundamental y necesaria. Esta Estrategia y las medidas concretas son una de las primeras materializaciones del VII Acuerdo de Concertación. Para nosotros, el consenso con los auténticos protagonistas de la prevención, sindicatos y empresarios, es más que una recomendación, es una auténtica necesidad para garantizar el éxito de cualquier política de seguridad laboral que se desarrolle. Sin su participación y colaboración en materia de prevención de riesgos, lejos de conseguir el objetivo, me atrevería a decir que cualquier actuación en solitario del Gobierno andaluz estaría abocada al fracaso.

--¿Cuáles son las características de la nueva Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo 2010--2014?

--Se diferencia en que no marca las medidas concretas, lo que facilita que pueda adaptarse mejor a la coyuntura del mercado laboral y a las actividades de cada territorio. Los objetivos principales son dos: la reducción sostenida de la siniestralidad laboral y la mejora de las condiciones de trabajo, haciendo hincapié a la especial atención a las enfermedades profesionales.

--¿Cuáles son algunas de esas medidas o líneas de actuación?

--Entre las iniciativas previstas destaca el diseño y puesta en marcha de un Plan de Actuación sobre Empresas con Riesgo de Enfermedad Profesional (Paere) y la elaboración de un catálogo de buenas prácticas para el control de los riesgos psicosociales. Asimismo, se ha proyectado la creación de un laboratorio-observatorio de condiciones de trabajo desde la perspectiva de género, que estudiará, por ejemplo, los riesgos para embarazadas y la investigación de la accidentalidad laboral en los municipios andaluces sobre la base de sus principales actividades económicas.

Al mismo tiempo, para hacer frente al repunte de accidentes laborales relacionados con la utilización de tractores, el plan contempla crear un sistema de vigilancia y control en el sector, así como un refuerzo de la formación preventiva en la materia.

Por otro lado, se trabajará en la individualidad de la prevención, según los riesgos de cada colectivo y en la detección y reconocimiento de las enfermedades profesionales para poder mejorar su prevención, principalmente las enfermedades derivadas de la exposición a agentes químicos, las patologías musculoesqueléticas y las asociadas a la exposición a ruido.

¿La nueva estrategia recoge acciones para reforzar el cumplimiento de la normativa por parte de las empresas?

--Si por supuesto, se pretende mejorar el cumplimiento efectivo de la normativa de prevención de riesgos laborales, a través de los incentivos y el asesoramiento directo a las empresas, especialmente las pymes y los autónomos; las actuaciones de los técnicos habilitados; el programa voluntario de reducción de accidentes; los planes de renovación de equipos preventivos o el Plan de Actuación sobre las Empresas de Mayor Siniestralidad en Andalucía, entre otros. Sin duda, la estrategia prevé también fortalecer el papel de los interlocutores sociales y la implicación de empresarios y trabajadores en la gestión de la prevención de riesgos laborales, a través de la negociación colectiva y de la constitución de órganos paritarios de promoción de la seguridad y salud en el trabajo.

--¿Además de la nueva Estrategia Andaluza, la Junta también ha aprobado un decreto que regula medidas para fomentar los órganos de representación y participación de los trabajadores con funciones específicas en materia de prevención?

--Si, el objetivo del decreto es impulsar la figura de estos Delegados de Prevención, que, desde su creación en 1999, representan a los trabajadores en las cuestiones que afectan a la seguridad y salud en el trabajo, en empresas con seis o más empleados.

Esta figura está facultada para acompañar a los técnicos e inspectores en verificaciones en los centros de trabajo; para tener acceso a información sobre las condiciones de trabajo o a ser informado por el empresario sobre los daños producidos en la salud de los trabajadores, entre otros.

El nuevo decreto, que homogeneiza los registros de delegados existentes y unifica contenidos y modelos de inscripción, tiene como principales novedades la creación de una tarjeta identificativa para los delegados; el diseño de actividades formativas para éstos para un mejor ejercicio de sus funciones y el impulso del registro provincializado de Delegados de Prevención y de los Organos específicos que los sustituyan. Además, añade como nuevos sujetos de inscripción a los comités de seguridad y salud y a los comités intercentros de seguridad y salud para las empresas de más de 50 empleados o con varios centros, respectivamente.

--Ha hablado de una tarjeta identificativa para estos delegados. ¿En que les ayudará?

--Esta tarjeta será emitida por la Junta de Andalucía y les dará mayor cobertura al desarrollo de su papel en las empresas. Piensen que muchos de estos delegados tienen enormes dificultades a la hora de realizar su labor, y no todos los empresarios reconocen el papel que deben tener en la vigilancia de las condiciones de seguridad.

--¿Cómo conmemora Córdoba el Día Internacional de la Seguridad y Salud Laboral?

--Celebrando una jornada técnica que se celebrará el mismo día 28 en el Centro de Prevención de Riesgos Laborales y que se centrará en la visión de la Seguridad y Salud Laboral desde la perspectiva de los trabajadores con discapacidad. Con esta acción se pretende dar una visión de la Seguridad y Salud de los trabajadores discapacitados, su evaluación de riesgos y su integración en el mundo laboral. Hay que tener en cuenta que el principio básico de la prevención es el adaptar el trabajo a la persona, por eso es fundamental conocer las limitaciones tanto físicas como psíquicas o sensoriales del trabajador discapacitado, ya que este presenta unas características que le hacen especialmente sensible a determinados riesgos. Además, la Ley de Prevención en su artículo 25, establece que el empresario garantiza de manera específica la protección de estos trabajadores.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web