Imprimir

Mendia dice que hay menores que delinquen para evitar los centros forales

on . . Visitas: 504


La Consejera de Justicia y portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia, entró de lleno ayer en el debate sobre los menores extranjeros no acompañados al afirmar que entre los jóvenes ha calado la idea de que cometer delitos es una opción para evitar ser enviado a centros gestionados por las Diputaciones. Aunque no lo dijo, se refería en concreto a la polémica en Guipúzcoa, donde la gestión foral del centro de Deba fue duramente criticada por la ONG SOS Racismo, el Ararteko y la Fiscalía. La responsable de Política Social, Maite Etxaniz, se tomó las palabras de la consejera como un "insulto" y el diputado general, Markel Olano, anunció que pedirá una reunión urgente con el Gobierno. Todo esto, en la víspera de que el PNV lleve la cuestión al Parlamento Vasco con una proposición no de Ley.

Doce días después de que el centro de Elgeta, heredero de Deba, fuera escenario de un motín que terminó con tres cuidadores heridos, la consejera visitó ayer el centro cerrado de Ibaiondo, una cárcel para menores en Zumárraga donde fueron internados cinco de los implicados. "Es tremendo que prefieran venir a un centro de estas características a quedarse en uno de tutela de la Diputación", dijo la consejera, que recordó que estos jóvenes, a pesar de ser delincuentes, vienen de situaciones personales complicadas. "Si incluso delinquen para volver a estos centros, es que algo no se está haciendo bien", recalcó, según informó la Cadena Ser.

"Merecería la pena", recalcó, que las instituciones se coordinen, aprendan y compartan los modelos de acogida para intentar dar una mejor atención a los jóvenes. La consejera tiene información de primera mano sobre lo que ocurre en los centros, a través de los informes de los técnicos del Departamento de Justicia.

Rectificación

Etxaniz, por su parte, exigió una "rectificación inmediata" y atribuyó las palabras de la consejera al "desconocimiento y desmedido afán mediático de la consejera". En la misma línea, el diputado general aseguró que las declaraciones de Mendia "deforman la realidad y dañan la labor seria y profesional que se desarrollan en nuestros centros".

La brecha entre menores y Diputación desde la creación de Deba sigue abierta. El ente foral asegura que creó el centro de Deba para tratar a los más conflictivos, mientras que varios testimonios de jóvenes y ex trabajadores apuntan a que en Deba los jóvenes eran maltratados y privados de sus derechos fundamentales para incitarles a irse a otra comunidad autónoma. Desde su creación, el número de inmigrantes tutelados en Guipúzcoa bajó de unos 220 hasta los 125.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web