Imprimir

Cae una red que explotaba a personas lisiadas para ejercer la mendicidad

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 410

abc

Los tenían en régimen de esclavitud y bajo amenazas de muerte para ellos y para sus23-04-2012ja1 familiares. Mediante este sistema, una red, liderada por un matrimonio rumano, obligaba a ejercer la mendicidad a compatriotas discapacitados físicos a los que les faltaba alguna extremidad para inspirar la compasión de la gente.

A todos los explotados los tenían recluidos y hacinados en un piso situado en el distrito de Puente de Vallecas, en condiciones infrahumanas y con las puertas cerradas. Cada mañana, los integrantes de la banda los repartían por los cruces más emblemáticos de la capital en donde les mantenían trabajando 12 horas todos los días de la semana: desde la 7 de la mañana a la medianoche. Su única comida era el bocadillo que les daban a lo largo de la jornada, periodo durante el cual no les perdían de vista.

A veces dormían en un parque

Después, iban a recogerlos y les llevaba a la vivienda, en donde les quitaban la recaudación: unos 80 euros de media al día. Si consideraban que no eran suficiente no dudaban en intimidarles. Si no había espacio en la casa para albergar a todos los indigentes los dejaban en un parque hasta el día siguiente.

La Policía Nacional y Municipal, en una operación conjunta, ha detenido a los 10 integrates de la red y ha liberado a la decena de personas a las que mantenían en esta situación.

Para que vinieran a España les prometían un trabajo y asistencia sanitaria

Las investigaciones comenzaron en septiembre, al detectar los efectivos un aumento de este tipo de actividad. Los agentes municipales llegaron a contar hasta 25 personas.

El gancho que utilizaban para que vinieran a España eran las falsas promesas de trabajo y asistencia sanitaria

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web