Imprimir

Jóvenes con síndrome de down reivindican sus derechos en el Congreso de los Diputados

on . . Visitas: 487

22-03-2011treSERVIMEDIA - Un grupo de jóvenes con síndrome de Down reivindicó este lunes en el Congreso de los Diputados el cumplimiento de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que establece que estos ciudadanos deben disfrutar, como los demás, de garantías como el derecho al trabajo o a la vida independiente.

"Soy una persona con síndrome de Down y no puedo ocultarlo, pero tampoco me avergüenzo de ello. No me impide vivir mi vida. Sólo quiero que me acepten tal y como soy, un joven, sincero, valiente, trabajador, responsable y buena persona", dijo Jordi, uno de los miembros de la Fundación Síndrome de Down que participó en el acto que la entidad celebró en la Cámara Baja para conmemorar el día mundial de esta discapacidad intelectual.

Jordi leyó junto a Blanca un manifiesto en el que pidió que cada uno de los 34.000 españoles con síndrome de Down sean "un ciudadano más, con sus derechos y también con sus obligaciones".

"Queremos que no se nos considere ciudadanos de segunda (...). Que nadie nos discrimine cuando vamos a una tienda (...). Queremos un puesto de trabajo y ganarnos la vida como los demás", es decir, "vivir de la forma más independiente posible y elegir el sitio y la persona que vivirá con nosotros, afirmó Blanca.

Además de con la lectura del manifiesto de Down España, el acto contó con la intervención de Silvia Escobar, embajadora en Misión Especial para los Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, quien señaló que "es muy importante" que la cooperación al desarrollo tenga en cuenta los derechos de las personas con discapacidad, como hace ya España, que se considera un ejemplo a seguir en este ámbito.

Por su parte, Ana Peláez, vicepresidenta del Comité de Naciones Unidas para los Derechos de las Personas con Discapacidad, manifestó su satisfacción porque, a su parecer, los españoles con síndrome de Down han entendido e interiorizado lo que significa la mencionada convención de la ONU, que reconoce que estos ciudadanos tienen, como los demás, derechos.

No obstante, en su opinión, las personas con síndrome de Down han de hacerse todavía visibless dentro de los movimientos de los ciudadanos con discapacidad.

EXCLUSIÓN

En la misma línea, Luis Cayo Pérez, presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), aludió al contrato social y recordó que históricamente ha excluido a los ciudadanos con discapacidad, que han quedado discriminados y se han visto obligados a estar representados por otros y a llevar, en cierta medida, "una vida falsa".

Y pese a todos los avances, prosiguió, este contrato social sigue siendo "leonino" y "excluyente" para algunos, como las personas con discapacidad intelectual, a quienes a veces no se les deja decidir libremente su paternidad o ejercer su derecho al voto. Y es que, lamentó, en ocasiones, la sociedad civil cree más en las leyes que quienes las elaboran.

Pero para que esto ocurra cada vez menos, está el trabajo de Down España, que consiste, según recordó su presidente, José Fabián Cámara, en ayudar a las personas con discapacidad intelectual "a gestionar su propia vida, con sus pros y sus contras", porque, explicó, tal y como indica la convención de Naciones Unidas, estos ciudadanos son sujetos de derechos como los demás, aunque todavía cueste reconocerlo.

Finalmente, Jesús Caldera, presidente de la Comisión de Discapacidad del Congreso de los Diputados, aseguró que el grupo de trabajo que él preside en esta Cámara pretende ser "de todos" y conseguir que todos cumplan la Convención de Naciones Unidas sobre los derechos de este colectivo, ya que sin su cumplimiento, aseguró, la humanidad no se habrá desarrollado plenamente.

El acto contó igualmente con la presencia de Jesús Hernández, director de Accesibilidad de Fundación ONCE, y de María Fernanda Ayán, directora de Obra Social y Asistencial de Caja Madrid, quien destacó la importancia de que la Cámara Baja, en tanto que la casa de todos los españoles, acoja actos como éste.

Caja Madrid ha colaborado en el lanzamiento de la campaña "Es de Ley" que Down España ha llevado hasta un total de 42 televisiones de todo el país para reivindicar algunos de los derechos fundamentales que tiene este colectivo, como son el del trabajo, la igualdad y la vida independiente.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web