Imprimir

El profesor que abusó de niños se había especializado en alumnos discapacitados

on . . Visitas: 662

elCorreoDigital

El profesor de Erandio encarcelado por abusos sexuales a varios de sus alumnos pequeños se había especializado en atención a niños con problemas de aprendizaje y discapacidades. En concreto, completó un curso de educación especial y psicología terapéutica, que le permitió ejercer de docente de refuerzo y atender a escolares de forma más individualizada. El acusado, además de confesar los abusos, ha declarado que, «por su cuenta», se estaba tratando para intentar corregir su tendencia pedófila.

La investigación de la Ertzaintza se centra ahora en seguir los pasos profesionales de César S. La Policía ha solicitado la lista de centros en los que ha trabajado este docente de 46 años -que obtuvo plaza definitiva en la escuela Goikolanda hace apenas dos años-, para contactar con las familias cuyos hijos compartieron aula con el acusado. Antes de llegar al centro de enseñanza de Erandio, César S. trabajó, al menos, en otra escuela pública de Sestao.

El maestro encarcelado logró aprobar su perfil de euskera en 1993, lo que hace suponer que ya ejercía la profesión desde ese año en colegios de Infantil y Primaria, en los que se escolarizan alumnos de 3 a 12 años. En 2006 trabajó en la escuela de Sestao y dos años más tarde hizo el curso de especialización en psicología terapéutica, por el que recibió una ayuda de 500 euros del Gobierno vasco.

Gracias a esa titulación, cuando entró en Goikolanda ocupó un puesto de profesor de refuerzo, además de cuidador de comedor. Su tarea era apoyar al otro maestro dentro del aula. En concreto, se ocupaba de ayudar a cuatro o cinco escolares con dificultades para que siguieran el ritmo del grupo. Los profesionales de pedagogía terapéutica atienden también a niños con discapacidades más graves de forma individualizada. La investigación de la Ertzaintza constató que el acusado se llevaba a niños a su despacho.

El maestro fue detenido el pasado lunes en el colegio tras la denuncia de los padres de un pequeño de 5 años, formalizada el 30 de septiembre. Las pesquisas realizadas por la Policía autónoma durante estos tres meses, junto con los análisis forenses, permitieron reunir las pruebas suficientes para que una juez autorizara a la Ertzaintza a colocar las cámaras en el interior del centro.

Los investigadores instalaron el dispositivo en la escuela el primer día de clase tras las vacaciones de Navidad. Las cámaras grabaron ese mismo día los tocamientos a cuatro pequeños con los que César S. se había quedado a solas entre clase y clase. Tras su arresto, el docente admitió su culpabilidad. Declaró además que, por su cuenta, estaba en tratamiento para tratar de superar su problema, en referencia a su atracción por los niños.

La fiscal encargada del caso solicitó el ingreso en prisión del maestro acusado de un delito de abuso sexual a menores, sin violencia. El presunto pederasta ocupa una celda del módulo 1 de la cárcel de Basauri. No se encuentra en ningún régimen especial de aislamiento. Está en un departamento más protegido, con presos de apoyo, para evitar que se autolesione.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web