Imprimir

Los padres de 13 jóvenes con síndrome de Down denuncian a un pub por discriminación

on . . Visitas: 445


Estaban participando en una actividad de ocio programada, pero lo que tenía como objetivo compartir unas horas de risas y de baile ha acabado en una denuncia contra un pub por discriminación hacia un grupo de jóvenes con discapacidad. La Asociación alicantina Síndrome de Down remitió el pasado martes el caso a la Fiscalía de la Audiencia Provincial al considerar que se ha producido «una clara violación de los derechos de las personas afectadas».

Los hechos se produjeron el sábado 6 de noviembre, pasadas las once de la noche. Según la denuncia de la asociación, trece jóvenes acompañados por cuatro monitores estaban disfrutando de una salida de ocio y tiempo libre, «necesaria para su correcto desarrollo social e intelectual», consiste en una cena y la visita a un pub donde tomarían una consumición.

Todo marchaba tal y como estaba programado hasta que entraron en un local y los jóvenes y monitores se colocaron en una de las dos barras con las que cuenta el establecimiento. Según la denuncia, se estaban quitando las chaquetas cuando un camarero -que lo identificaron como el propietario- preguntó a uno de los monitores si iban a estar mucho tiempo. Y es que, según les explicó, «si así era, lo sentía mucho, no era discriminación pero allí no podían estar».

Pensando que el motivo era que esa barra todavía no se había abierto, le comentaron que no tenían problema en cambiarse a la otra, pero no dieron crédito cuando les respondió que «lo sentía, pero que iba a empezar a llegar gente y no podían estar allí». Los monitores y los chavales decidieron marcharse a otro bar.

María Vitoria Llano, como presidente de la asociación, consideró ayer que esta actitud «supone una clara violación de los derechos de las personas afectas de síndrome de Down y al mismo tiempo un grave perjuicio para el desarrollo intelectual y emocional de estas personas y sus familiares».

En el escrito al fiscal incluyen, además, un listado con el nombre de los trece jóvenes y el de los dos monitores a los que el dueño se dirigió en caso de que tuvieran que ser citados.

Desde la junta directiva de la asociación lamentan que sigan produciendo hechos como éste tras 14 años de lucha por la integración de las personas con síndrome de Down. Una integración a la que también está contribuyendo la puesta en marcha de un Club de Ocio que cuenta con una agenda de actividades para los hijos de los socios, a partir de los diez años, para disfrutar del tiempo libre con sus compañeros y con el único objetivo de divertirse. En el caso de los mayores de 18 años salen de vez en cuando por la noche y hasta la una de la madrugada.

El empresario se disculpa

Desde la asociación alicantina reconocieron también ayer que el propietario de local se ha disculpado por el incidente que se produjo en su local través de una carta que les ha remitido.

En el escrito el dueño admite que se cometió una equivocación con los jóvenes y les invitaba a acercarse al pub con motivo de la inauguración de la nueva decoración.

A pesar de esta disculpa, la asociación aseguró que piensa continuar adelante con la denuncia interpuesta. La carta la recibieron una vez que iniciaron la actuación judicial. «Nunca habíamos tenido ningún problema en todo este tiempo, hasta el pasado sábado, cuando a nuestros hijos les tocó vivir un episodio de discriminación, que probablemente fueron ajenos al problema gracias a la labor de los monitores».

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web