Imprimir

Los caballos curarán en San Martín

on . . Visitas: 485

7-11-2010_ima1


Se llama hipoterapia y es una alternativa terapéutica que utiliza el movimiento de los caballos para tratar afecciones físicas y mentales. El centro ecuestre de San Martín -que estará ubicado en la zona de La Isla, en Blimea, y que cuenta con una inversión de 3,4 millones de euros procedentes de los fondos mineros- ofrecerá este tipo de terapias a las personas con algún tipo de discapacidad.

Es una de las propuestas más originales de un equipamiento, cuyas obras empezarán en el primer semestre de 2011. El Ayuntamiento prevé resolver la tramitación y la adjudicación «en unos meses» con el fin de que los trabajos empiecen a principios del próximo año. El plazo de ejecución será de 11 meses.

Además de terapias con equinos, el primer centro ecuestre de las comarcas mineras albergará competiciones deportivas, actividades formativas y ofrecerá rutas a caballo. «No queremos que sea un centro aislado; nuestra intención es que, dado su potencial, esté vinculado al desarrollo del medio rural y sea un recurso generador de riqueza y de desarrollo turístico», sostiene el vicealcalde César Núñez. En este sentido, el equipo de gobierno estudia la posibilidad de ligarlo a equipamientos culturales como el Museo de la Minería (MUMI).

A la espera de que el proyecto se materialice, 50 propietarios de caballos de San Martín del Rey Aurelio (se calcula que en el concejo hay al menos un centenar) han creado una asociación vinculada al mundo ecuestre, desde donde se intentará potenciar todo tipo de actividades relacionadas con el caballo y trabajar con el futuro centro hípico. El colectivo inicia su andadura con carácter comarcal; su ámbito será el del valle del Nalón.

30 ó 40 empleos

Ahora bien, el centro no es del agrado de todos. El grupo municipal del PP reclama la paralización del proyecto porque, en su opinión, «no es más que otra idea paranoica de los dirigentes socialistas que, en caso de construirse, podría llegar a poner en peligro la estabilidad presupuestaria del Ayuntamiento».

Ante estas críticas, Núñez responde que «existe un estudio económico de la inversión prevista, así como de los gastos anuales de funcionamiento y los criterios de amortización. También recoge propuestas de modelos de gestión ágiles, eficaces y autónomos».

La gestión de este centro hípico ya ha despertado el interés de tres empresas asturianas. No en vano, ya han iniciado contactos con el Ayuntamiento para hacerse cargo del equipamiento. Las primeras previsiones barajan la posibilidad de crear en torno a 30 ó 40 empleos dentro del propio centro. El centro requerirá veterinarios, cuidadores, personal de mantenimiento y monitores, entre otros profesionales.

Contará con dos pistas, una cubierta de competición y con gradas para unos 600 espectadores, y otra de entrenamiento, y tendrán las medidas reglamentarias para acoger competiciones nacionales. En la planta baja se ubicarán las caballerizas para 40 equinos.

Asimismo, se dejará una zona preparada para ampliaciones en momentos puntuales, lo que posibilitará la instalación de boxes provisionales en la pista exterior.

Los boxes principales estarán ocupados por los caballos de la empresa que gestione el centro, para que pueda desarrollar sus actividades. Además, propietarios particulares podrán alojar sus animales en el centro bajo el pago de una cuota periódica.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web