Imprimir

Unos 600 discapacitados baleares disfrutan del mar en las playas accesibles

on . . Visitas: 481


Unas 600 personas que sufren algún tipo de discapacidad han disfrutado este verano del mar en Baleares gracias a las "playas accesibles" que disponen de servicio de acompañamiento a bañistas con movilidad reducida ofrecido por Cruz Roja.

Según ha explicado en declaraciones a EFE la directora autonómica de Socorros y Emergencias de Cruz Roja, Victoria Avellà, mediante el servicio de acompañamiento las personas con discapacidad reciben ayuda física tanto a su entrada a la playa como en el uso de las duchas y los vestuarios, así como durante su baño.

En este sentido, el usuario es ayudado por el socorrista para acceder a las sillas anfibias o "anfibuggys", habilitadas para el baño de personas con movilidad reducida, y durante el tiempo que permanece en el mar recibe un acompañamiento "directo" y "constante".

Para que la seguridad sea mayor, en las principales playas de Palma (Playa de Palma, Cala Estancia, Can Pere Antoni, Ciudad Jardín y Cala Major) existen zonas delimitadas para el baño de estos usuarios.

A estos servicios se ha incorporado recientemente el de acompañamiento a personas ciegas, ofrecido también por la Cruz Roja.

Mediante este programa, que hay que solicitar con 24 horas de antelación, un socorrista recoge al usuario en la parada de autobús, taxi o punto de encuentro deseado, lo acompaña durante su estancia en la playa y, posteriormente, al lugar donde éste le indique.

Pero la iniciativa más original, completamente pionera en Baleares, es la que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Ibiza, en colaboración con la ONCE, por la que se ha implantado en la playa de Talamanca el sistema conocido como "audioplaya".

La playa dispone de un punto de baño adaptado para personas ciegas y deficientes visuales, equipado con un sistema de información por voz que les permite guiarse en el entorno, así como conocer la profundidad del agua y la distancia a la que se encuentran de la orilla.

Asimismo, dispone de una serie de balizas que ayudan al usuario a depositar sus pertenencias, cada una de ellas señalizada con un símbolo táctil.

Con este sistema la playa de Talamanca se convierte en la primera de las islas completamente accesible para personas ciegas y deficientes visuales.

El sistema de "audioplaya" comenzó a llevarse a cabo por primera vez en playas de Valencia y también funciona en Melilla, Málaga y Almería. EFE

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web