Imprimir

Maestra sorda de El Salvador busca integrar comité de ONU sobre discapacidad

on . . Visitas: 509


Una maestra sorda de 25 años aspira a representar a El Salvador en el Comité sobre los derechos de las personas con discapacidad de las Naciones Unidas, que renovará este 1 de septiembre seis de sus vacantes para el período 2011-2014.

"Para mí significa una gran oportunidad, porque me da una oportunidad de hacer valer los derechos de las personas con discapacidad; no solo del área de San Salvador, sino de los diferentes pueblos de nuestro país que tienen condiciones más precarias que las nuestras", declaró en entrevista con Efe Berta Luz Pascual.

Esta joven, que recibió el título de Profesorado en Ciencias Sociales para Educación Básica, Tercer Ciclo y Media de la Universidad de El Salvador (UES), viajará este domingo a Nueva York, donde se desarrollará la elección, para la que se han postulado 21 candidatos.

Confesó, a través de su intérprete Carmen Hernández, que cuando supo que había sido designada como representante de El Salvador, un país de 6,1 millones de habitantes y el más pequeño de América, sintió "un gran peso".

"Es la primera vez que se da esa oportunidad a una persona con discapacidad y mucho más importante porque era una persona sorda en mi caso", sostuvo.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, Pascual fue elegida el 16 de julio de 2009 en un proceso de votación en el que participaron representantes de distintos sectores de discapacidad.

"Yo sueño que si formo parte de ese comité, es un gran compromiso de velar por los derechos de las personas con discapacidad y aprender para poder ayudar a las personas con discapacidad a desarrollarse", añadió.

"Por experiencia propia he sufrido mucho, he tenido que superar muchas barreras, solucionar muchos problemas en mi vida y yo pienso que esta sería una oportunidad grande", indicó.

Lamentó que anteriormente en el país no existían mayores oportunidades, y destacó que gracias a "un proceso de lucha" están teniendo "no un cambio completo", pero sí "un poco más de oportunidades".

"Siempre hay carencias a nivel de trabajo, a nivel de comunicación y una serie de servicios públicos, pero pienso que hay cierta flexibilidad de parte del Gobierno", sostuvo.

Esta maestra, quien nació en un hogar humilde de San Salvador, contó que desde bien pequeña debió enfrentar su incapacidad para oír y aprender a abrirse espacios en una escuela para niños oyentes.

"Estudié en una escuela de oyentes hasta sexto grado, ahí sufrí mucho porque no entendía nada de lo que me explicaban", recordó esta maestra, que actualmente enseña en el Centro Escolar Griselda Zeledón para sordos, el mismo donde terminó su bachillerato y al que, aseguró, ingresó gracias a la lucha de sus padres.

Posteriormente cursó estudios en la UES, la única universidad estatal del país, a la que fue admitida sin necesidad de "cuello" -como se le dice en El Salvador al padrinazgo- junto a otros cinco sordos cuando la actual ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, era rectora, quien aprobó el pago de un intérprete.

Pascual espera volver el próximo 3 de septiembre como integrante de este comité de la ONU, desde donde espera impulsar la atención de los discapacitados en un país que apenas cuenta con cinco escuelas para sordos.

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web