Imprimir

De profesión: dibujantes

on . . Visitas: 530


En el centro de atención e integración de enfermos neuromusculares de la asociación Afenmva hay gente como Santiago Fernández. Santi, de 23 años, es el jefe creativo del taller de animación en el que trabajan 13 personas con severa discapacidad física.

Este joven se mueve con una silla de ruedas eléctrica, usa un respirador desde los 18 años y se alimenta a través de una sonda. Cada día se levanta a las 6.30 para estar junto a sus 12 compañeros en el bajo del barrio de La Coma donde el centro tiene su sede. "Venir a trabajar y seguir una rutina me hace sentirme realizado", comenta. "Si no fuera por esto, no saldría de casa".

Como suele ser habitual en estos casos el centro es el resultado del esfuerzo de un grupo de familiares (la Asociación de Familiares de Enfermos Neuromusculares de Valencia) que deseaban ofrecer a sus hijos algo más que quedarse en casa al término de la formación obligatorio. Sin embargo, la idea no consistía en "hacer cualquier cosa para estar entretenidos", como apunta Javier Silvestre, coordinador de proyectos ocupacionales del centro.

Desde el principio, se pensó en crear un proyecto sólido aprovechando programas de garantía social o de inserción del Servef para formar a los chavales en una profesión que les permitiera desarrollarse como personas y, en un futuro, tener ingresos. "Nada de hacer cursos sin fin", insiste Silvestre junto a la coordinadora de formación, Gracia Sanchis.

La idea no era sencilla de ejecutar teniendo en cuenta la gravedad de las lesiones de los alumnos. La mayoría tienen distrofia muscular de Duchenne, una grave enfermedad en la que los músculos se atrofian desde la infancia de forma progresiva y para la que no existe cura. De hecho, el centro cuenta con personal sanitario especializado para atender eventuales problemas de salud que puedan surgir.

El resultado del empeño Afenmva es el estudio de animación que lleva ya en marcha cinco años y que ya ha comenzado a dar sus frutos. Silvestre, licenciado en Bellas Artes, ha sido el responsable de la formación de los chavales -la mayoría, en la veintena- que usan ordenadores y programas adaptados a sus necesidades.

De momento, su esfuerzo ya ha dado resultados, como la serie Dibuclets (wwww.dibuclets.com), de cuya última edición se han distribuido 10.000 ejemplares. La iniciativa recibió en 2009 el Premio BBVA Integra 2009, a la mejor iniciativa para la integración laboral (junto a otros cinco de 600 candidatos), lo que permitió la contratación de dos jóvenes del centro durante 9 meses como ilustradores.

Hay más proyectos, algunos a medio plazo, como una futura serie de dibujos animados. Otros, para después de verano, como el nuevo ejemplar de dibuclets sobre el 9 d'Octubre.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web