Imprimir

«Luchar contra la ceguera es luchar contra la pobreza»

on . . Visitas: 399


Coordinarse mejor para poder ayudar a más gente. Ese es el objetivo del primer encuentro de 18 ONG españolas que desarrollan programas de lucha contra la ceguera de las personas más desfavorecidas del mundo. La jornada, que se celebra hoy en el Museo Dinastía Vivanco de Briones, está organizada por la Fundación Vision Mundi, presidida por el oftalmólogo riojano, Julio Yangüela.

- La Fundación Vision Mundi nació en el 2003. ¿Cuántos casos han solventando en estos años?

- No tengo los datos exactos, pero puede que ronde las 50.000 personas. Sólo el año pasado atendimos a 15.000 pacientes, se realizaron 500 cirugías a un coste inferior a 50 euros y se facilitaron 2.500 gafas con precios desde 10 euros.

- ¿En qué países está más localizado este problema?

- Sobre todo en los africanos, donde hay enfermedades tropicales y carecen de personal preparado como oftalmólogos u ópticos. Nosotros trabajamos sobre todo en Latinoamérica donde las principales causas de la ceguera son las cataratas o que la gente no lleva gafas. En el caso de los niños, este año hemos puesto en marcha un programa en Bolivia para evitar que 2.000 prematuros puedan quedarse ciegos.

- El trabajo de su Fundación consiste en formar a los profesionales locales para que mejoren y garanticen la asistencia ocular de la población en el futuro...

- Así es. Nosotros no hacemos acción directa, es decir, no vamos a un país, operamos y nos volvemos. Lo que hacemos es formar al personal local in situ y a través de becas. Ahora, por ejemplo, tenemos una persona becada en Paraguay, otra en Tanzania y otra en Bolivia. Además, nuestra función también consiste en localizar un sitio donde pueda ser importante nuestra ayuda, dotándolo de las infraestructuras necesarias. Nuestra ONG no sólo está formada por oftalmólogos, sino que también contamos con una neonatóloga, un economista, un ingeniero de telecomunicaciones, un arquitecto, ópticos, farmacéuticos... Es decir, una amplia variedad de perfiles para ayudar a los profesionales locales a gestionarse. En este sentido, quiero agradecer a toda la sociedad riojana y al Gobierno regional (un millón de euros en ocho programas de cooperación) el apoyo que nos brindan.

- ¿Luchar contra la ceguera es luchar contra la pobreza?

- Indiscutiblemente; eso es. Un niño ciego no puede educarse y necesita cuidados permanentes toda su vida. Un anciano ciego es excluido de la sociedad. Y una mujer ciega (75 millones tienen la visión muy limitada) es especialmente discriminada.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web