Imprimir

Metro de Madrid apuesta por trenes que gastan un 30% menos de energía

on . . Visitas: 557

14-06-2010_ima3


A principios de los años 80 se construyeron los actuales trenes de la línea 6 del Metro de Madrid. Unos 120 millones de viajeros hacen uso de ella. Y son precisamente estos usuarios los primeros que se beneficiarán de los nuevos trenes que reemplazarán a los coches de la serie 5.000-2ª, de novedosa tecnología entonces por la electrónica de potencia que introdujeron. A la línea circular «se destinarán a finales de verano los primeros 180 coches (30 trenes de seis coches) de los 302 de la serie 8.400 que entrarán en funcionamiento en el Metro de Madrid hasta el año 2011», explica Lino Calo, responsable de Material Móvil de Metro de Madrid.


Entre otras mejoras, los nuevos coches, más ligeros, permitirán un mayor ahorro energético. «En la actualidad, los coches de la línea 6 consumen 4 kilovatios hora (kWh) por coche y kilómetro. No son los que más consumen, pues la media en el Metro de Madrid está entre 4 y 4,5 kWh, pero la de los coches de trenes más modernos está entre 2 y 2,5 kWh. Ahora, los 8.400 permitirán una máxima optimización del consumo», detalla Calo.
«En concreto –prosigue el experto–, la línea 6 ahorrará 2,5 millones de kWh al año; es decir, entre un 25 y un 30 por ciento de ahorro en esa línea gracias a la nueva flota. De modo que, los nuevos trenes evitarán la emisión anual de 850.000 kilos de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, el equivalente a plantar aproximadamente 28.000 árboles o un ejemplar arbóreo por cada 8 metros de línea».


Varios son los motivos. Uno de ellos que sean coches «más ligeros, lo que hace que consuman menos, y otro que contarán (tal y como ya tienen otros trenes) con freno regenerativo, que permite utilizar la energía del frenado para otro tren que esté saliendo al devolverla a la catenaria. Y que en el caso de los nuevos convoyes esta tecnología tendrá un mejor rendimiento», añade Calo.


Los 8.400 cuentan con otras mejoras para hacer el viaje de los clientes más confortable, como es tener un espacio reservado para las bicicletas. «Los nuevos trenes tendrán un sitio para las bicicletas en el coche de cabeza y otro en el de cola, que permitirá llevar de forma cómoda cuatro bicicletas en total», precisa el responsable de Material Móvil del suburbano madrileño.
El horario, eso sí, no cambia, como reconoce Calo. Se podrá ir en bicicleta todo el día los sábados, domingos y festivos y de lunes a viernes de 10 a 12 de la mañana y de 9 de la tarde a 1 y 30 de la madrugada.


En cuanto a la accesibilidad, estos trenes han añadido algún que otro detalle para facilitar los viajes a las personas con movilidad reducida. Incluyen un innovador sistema por el que cuando una persona con alguna discapacidad esté llegando a su estación de destino podrá avisar al conductor de que quiere bajarse en la siguiente estación sólo con pulsar un botón. Esta medida se suma a las que se vienen realizando en esta área desde hace cuatro años, cuando en el Metro de Madrid comienzan a circular los primeros trenes adaptados con espacio para la silla de ruedas en cabeza y cola (los de la línea 3 y algunos de la 2 y la 4).

Otras mejoras
Los nuevos trenes, además de tener aire acondicionado, contarán con un sistema de anuncio a través de sonido y teleindicadores luminosos para informar a los viajeros de la siguiente estación, así como el lado de apertura de puertas, control automático del tren por radio y por banda ancha sin cables, sistemas de emergencia, de evacuación y de detección y extinción de incendios.


También tendrán ruedas insonorizadas tal y como ya hay en algunos otros coches. Estas ruedas silenciosas permitirán escuchar menos muchos menos decibelios, eso sí, el volumen del televisor de las estaciones continuará. ¿Contradictorio, no?
El interior de los trenes será distinto. Llevarán asideros con tres barras, lo que permitirá aumentar el número de personas que pueden sujetarse. Además, el color del suelo de los coches será un rojo más vivo.


La renovación de la flota de trenes en la línea 6 «forma parte del Plan de Mejora de su servicio, que atiende a la necesidad de mejorarla en todos sus aspectos como se ha hecho hasta ahora, renovando la catenaria, incorporando un nuevo sistema de señalización o cambiando el alumbrado y la ventilación», tal y como explicó el consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echevarría, durante la visita que hizo a la fábrica de CAF en Zaragoza, en la que se construirán 234 coches. El resto, en Guipúzcoa.
Todas estas medidas de las que en un principio se beneficiarán los usuarios de la línea 6 llegarán después a las líneas 2, 3, 8, 10 y 11, a las que se destinarán 122 coches de los 302 que entrarán paulatinamente al suburbano madrileño hasta el año 2011.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web