Imprimir

Una mujer, primera persona discapacitada con licencia para volar

on . . Visitas: 581

22-05-2010_ima1


Una mujer de origen alemán, que lleva 30 años viviendo en España, se ha convertido en la primera persona discapacitada en recibir la licencia para vuelo sin motor en nuestro país, después de siete años de intensa y tenaz lucha.

Elizabeth Heilmeyer comenzó su particular "batalla de los cielos" el mismo día en que sufrió, el 31 de mayo de 2003, un accidente practicando, precisamente, su mayor pasión: vuelo sin motor en la Escuela de Vuelo Senasa de la localidad toledana de Ocaña.

En aquél accidente, Heilmeyer quedó parapléjica, mientras que su compañero de vuelo tuvo la fortuna de resultar ileso. Ambos cayeron a tierra cuando falló el mecanismo que impulsaba el aparato, hoy sustituido por el remolque desde avionetas.

Pese a que dice a EFE por tres veces que lo pasó "muy mal", Heilmeyer inició su peregrinaje por los despachos de Aviación Civil para recuperar la licencia de vuelo que perdió a raíz del accidente y que al final obtuvo por la única vía que la quedaba ante tantas "reticencias", la judicial. Nunca renunció a su empeño, a pesar de que sus amigos le animaban a que se fuera a Alemania, donde obtendría la licencia sin las trabas que le ponían en España, porque afirma que tenía "una obligación moral con este país".

Paradojas de la vida, la propia Heilmeyer, antes de su accidente, fue testigo de la llegada a la escuela de vuelo de un avión adaptado para que la gente con discapacidad motora pudiera volar. Estando convaleciente en el Hospital de Parapléjicos, Heilmeyer aprovechó un fin de semana libre para hacer su primer vuelo desde el accidente, "tan contenta y feliz", y eso le trajo a la memoria los buenos momentos y empezó a mejorar su estado anímico, dice.

"En el aire todos somos iguales, en el aire no me acuerdo de que no puedo mover las piernas, de un ascensor que no funciona o una rampa que es tan empinada que tengo que pedir ayuda para subirla", afirma Elizabeth agarrada a su "velero", enfundada en la chupa de una enfermera de Vietnam. Las personas con movilidad reducida en tierra "disfrutamos creo que mucho más".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web