Imprimir

Guitarras y pianos que curan el cuerpo y el alma

on . . Visitas: 431

12052010


Este tratamiento ayuda a los usuarios a mejorar tanto su estado emocional como su capacidad para moverse y comunicarse

La Federación de Enfermedades Raras organiza un taller de musicoterapia para pacientes de estas patologías

La sala está llena de enfermos. Personas con dolencias crónicas, otras degenerativas y ciertas que suponen una discapacidad. Pero todos siguen una peculiar medicación: la que marca la melodía de una guitarra y un piano. El ritmo lo marcan los propios pacientes. Con tambores, maracas y panderetas superan sus problemas de salud. La música cura. Ayuda a afrontar las enfermedades. En definitiva, es un apoyo, un refuerzo y un paliativo.

Por este motivo, la delegación extremeña de la Federación Española de Enfermedades Raras ha organizado un taller de musicoterapia para pacientes que sufren este tipo de trastornos. Aunque los beneficiarios de este proyecto padecen diferentes patologías, la mayoría de los casos presentan aspectos comunes como las dificultades para comunicarse o la baja autoestima. En estos casos, la música actúa como una auténtica medicina que les proporciona la oportunidad de expresarse en un lenguaje alternativo en el que los protagonistas son los instrumentos y los sonidos.

La actividad se desarrollará durante los meses de mayo y junio en Badajoz, Cáceres y Mérida y pueden participar tanto niños como adultos. Se impartirán sesiones individuales, en las que se ofertan 15 plazas y en las que se atenderá las necesidades de cada uno, y grupales, con las que se intentarán reforzar el sentimiento de realización y las relaciones sociales. El hecho de aplicar estas innovadoras técnicas terapéuticas en estas personas radica en que, además del beneficio físico y anímico que producen, son iniciativas que les motivan. «Es un colectivo que suele tener problemas para relacionarse, ya que sufren cierto aislamiento por la rareza de las enfermedades que padecen. En muchos casos se sienten solos. Por eso necesitan herramientas atractivas que les animen, favorezcan la comunicación, la expresión, fomenten su creatividad y les saquen de su rutina diaria», explica Esther Ceballos, psicóloga de la delegación extremeña de la Federación Española de Enfermedades Raras.

Metodología

En cada una de las sesiones se sigue una metodología de trabajo activa. Es decir, los usuarios participan y se implican de lleno en las dinámicas que tienen como base la música. Así, se llevan a cabo improvisaciones con instrumentos, los tocan de manera conjunta, editan canciones e interpretan las composiciones que han hecho. A nivel físico se trabaja la respiración, la motricidad y la relajación. A nivel cognitivo se obtienen resultados relativos a la orientación, la distracción y atención. Además, emocionalmente se consiguen muchas mejoras relacionadas con el estado de ánimo, la autoestima, la capacidad de expresar sentimientos y de superación. «Es tal la diversidad de patologías que sería muy complicado tratar el total de los aspectos de todas ellas. Nos vamos a centrar en la parte afectiva y emocional de estas personas, que siempre se olvida y es tan importante como las demás. Y, por supuesto, cuando el cuerpo está anímicamente bien, la sensación de dolor es menor», indica Sergio Chávez, director del Centro Extremeño de Investigación Musicoterapéutica.

Muchos ni se habían imaginado hasta el momento que una improvisación de jazz o una rumba pudieran servir para algo más que deleitar los oídos. Pero Chávez asegura que es una actividad idónea para fomentar la comunicación no verbal, descargar ansiedad y transmitir sentimientos. La música es la aspirina milagrosa de los pacientes de enfermedades raras. (Para más información e inscripciones: llamar al teléfono 924252317 o mandar un mail a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. ).

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web