Imprimir

La Universidad tiene 300 alumnos con una discapacidad reconocida

on . . Visitas: 530


2010-04-28ima1Marta (nombre ficticio) toma «un montón de pastillas recetadas por el psiquiatra». Prozac, Idalprem... Y, si a sus compañeros en clase «sin ninguna discapacidad casi no les da tiempo a completar los exámenes en una hora», ella, por el efecto de la medicación, aún necesita más tiempo.

Marta, una alumna «con necesidades específicas» cansada de hacer la petición informes psiquiátricos en mano y sin resultados, expuso ayer su queja en las jornadas 'La atención a la discapacidad en la Universidad', organizadas por la institución académica asturiana en colaboración con la Consejería de Bienestar Social y Cajastur.

La Universidad de Oviedo «es la única universidad española que aún no cuenta con un departamento específico» para alumnos como ella, admitió la vicerrectora de Estudiantes y Empleo, Susana López Ares, que explicó que la nueva Oficina de Atención a Personas con Necesidades Específicas (ONEO) arrancará el próximo curso.

Antes, en un plazo de quince días, se publicará la convocatoria para dotarla de personal. En concreto, precisó López Ares, la institución busca a dos técnicos: «Un pedagogo y un psicólogo con experiencia», que estarán apoyados en su tarea por un auxiliar administrativo y por dos becarios.

La tarea será ingente. Porque el nuevo organismo no sólo atenderá las necesidades de los «300 estudiantes con una minusvalía superior al 33% reconocida, el 1,5% del alumnado», apuntó la vicerrectora, sino a todos los que tengan una discapacidad de cualquier tipo, dificultades específicas de aprendizaje (dislexia, por ejemplo) a quienes padezcan trastornos de la conducta y a aquellos con altas capacidades, «que muchas veces les llevan al fracaso escolar». Cinco de ellos ya cuentan con el apoyo de un compañero de clase becado y formado para atender sus necesidades que les brinda su apoyo diario.

Asistente personal en 2010

Mientras Marta encuentra apoyos en la Universidad, las personas con dependencia en Asturias siguen reclamando la figura del asistente personal, reconocida en la Ley de la Dependencia, pero aún no puesta en práctica en la región.

Mónica Oviedo, presidenta del Cermi en Asturias aseguró que «estamos trabajando para que lo haya en 2010», ya que existe, dijo, «gran desconocimiento sobre esa figura». Oviedo dejó claro, además, que «no consentiremos ninguna paralización de la ley», que en 2011 debe proteger a la dependencia leve.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web