Imprimir

Prohibido el paso a discapacitados

on . . Visitas: 588


Para que una persona en silla de ruedas pueda alojarse en un hotel no sobra con que haya una rampa de acceso en la puerta. Es necesario mucho más que eso. Por ejemplo, que la silla pueda moverse con holgura por la habitación, que los armarios estén al alcance del cliente, o que el baño esté convenientemente adaptado. No es fácil encontrar un establecimiento de estas características, y por eso la Plataforma Estatal de Grandes Discapacitados Físicos (Predif), la asociación Aspaym y la Consejería de Cultura y Turismo han editado una guía con los 24 hoteles de la Región que son completamente accesibles y con otros 23 que, aunque presentan algunas deficiencias, son 'practicables' para este tipo de clientes.

La guía ha analizado los establecimientos de tres, cuatro y cinco estrellas que hay en la Región, y ha dejado fuera a 39 que no reúnen unas mínimas condiciones y en los que un cliente discapacitado lo tendría realmente difícil para alojarse.

Los 24 hoteles accesibles y los otros 23 'practicables' disponen al menos de una habitación reservada para minusválidos, completamente adaptada. Pero no sólo se ha tenido en cuenta a quienes van en silla de ruedas. «También se ha tenido en cuenta la accesibilidad para quienes tienen una discapacidad visual o auditiva», explica Marina García, directora general de Turismo. Por ejemplo, si el mobiliario permite a un invidente moverse por la habitación sin peligro, o si hay señalizaciones suficientes para que las personas sordas puedan encontrar los distintos servicios del hotel y tienen por escrito toda la información en sus habitaciones.

Los técnicos de Predif han tardado dos años en elaborar esta guía, en la que se reúne de forma exhaustiva hasta el mínimo detalle. Ascensores, cafetería, parking, lavabos en las zonas comunes, etc. Los clientes potenciales pueden consultar todos los detalles a través de 'www.murciaturistica.es'. También se repartirán guías en las asociaciones y en agencias de viaje.

No sólo se trata de una información útil, de servicio público. También se pretende concienciar a los empresarios. «Muchos se han dado cuenta de cosas que no se habían planteado, y de que algunas barreras se pueden eliminar sin necesidad de grandes inversiones», explica Miguel Ángel García, presidente de Predif.

Las asociaciones también buscan concienciar a la propia administración. «No se pueden dar certificados de calidad a quienes no cumplen con unos requisitos de accesibilidad», explica Pepe Gracia, de Aspaym. El objetivo es que un hotel no apto completamente para discapacitados no pueda conseguir, por ejemplo, la Q de calidad.

Predif ya ha elaborado guías como la murciana en otras comunidades autónomas, y en la Región pretende ir más allá. Casas rurales, camping y rutas turísticas serán también analizadas en el futuro con la colaboración de la Consejería. «El objetivo es que los discapacitados pueden disfrutar de la Región igual que el resto de turistas», subraya Marina García. Porque un visitante en silla de ruedas no sólo busca alojarse en un hotel. También entrar en un monumento, comer en un restaurante o poder disfrutar de la playa.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web