Imprimir

Imaginación empresarial sin límites

on . . Visitas: 669


Lanzan la primera sociedad formada por personas con Síndrome de Down o Asperger que venderán sus25032010im2<

aptitudes y puntos de vista diferentes Discapacitados psíquicos asesorarán en creatividad e innovación a los directivos de la provincia. Trabajan libres de prejuicios y de los límites que quiere imponerles la sociedad por padecer una discapacidad. Dispuestos a romp

er las creencias que existen a su alrededor, un grupo de personas con deficiencias psíquicas son los creativos de un servicio pionero en el país y que está destinado a asesorar y aportar soluciones innovadoras al empresariado.

Les venderán su punto de vista diferente y romperán esquemas, algo tan necesario en tiempos de crisis económica. Y es que es ahora cuando los directivos más tienen que recurrir a la imaginación. La Institución Ferial Alicante (IFA) acogió ayer, -en un acto en que el estuvo el entramado empresarial y la consellera Angélica Such-, la presentación del lanzamiento de la empresa 'Wywlab, whatever you want'. «Es una forma de decirles a los empresarios que 'lo que quieran es posible'», explica Fabricio Mancebo, responsable de las sesiones de creatividad que ya están realizando los usuarios de la Asociación Pro Deficientes Psíquicos (Apsa), una vez han superado las pruebas de selección y donde se ha buscado un perfil muy concreto.

En esta nueva empresa, ubicada en las instalaciones de Apsa, están trabajando dos grupos de entre seis y siete personas con discapacidad límite, Síndrome de Down y Asperger... «Son unas máquinas y muchos empresarios se van a quedar asombrados. Se preguntarán, ¿por qué no se me ha ocurrido antes?». Relanzar productos o aportar soluciones organizativas son algunas de las respuestas que aportarán. Y siempre serán «rupturistas e innovadoras», insiste Iván Sempere, presidente de Yes For Europe (European Confederation of Young Entrepreneurs) y gerente de Padima (Abogados y Agentes de la Propiedad Intelectual). Sempere comenzó a gestar esta idea hace ya tres años y comprobó que entre este colectivo hay «muy buenos creativos» a los que sólo es necesario descubrir. Además, en capacidad de concentración, en minuciosidad y en apasionarse por lo que hacen no les gana nadie.

Pikolinos, Actiú y Gandía Blasco son colaboradores y los tres primeros clientes a los que este equipo de creativos aportará soluciones. Por las sesiones que realizan hay establecida unas tarifas, a las que se sumará el pago del canon por la explotación del servicio. Y es que no se trata de una empresa destinada a realizar obra social. Los responsables aseguran que sus aptitudes serán un valor en alza porque sus mentes no tienen límites.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web