Imprimir

Una casa que piensa y opina

on . . Visitas: 568


La patronal del metal de Alicante crea una casa domótica a partir de la cual se quiere lograr que actúe en función del entorno

ROSA BIOT - Alicante

La casa domótica del futuro podrá reconocer por los gestos o movimientos a una persona durmiendo en el sofá y apagar la luz o bajar el volumen del televisor. También será capaz, en función de la predicción meteorológica, de decidir qué tipo de energía suministrará para los distintos usos domésticos. Es la denominada "inteligencia ambiental", una tecnología que se encuentra en una fase de desarrollo muy temprana pero en la que quiere avanzar la patronal alicantina del metal (Fempa), según explica su responsable del área de Servicios Tecnológicos e Innovación, Lola Baena. Fempa presenta hoy jueves su proyecto Metaltic-Hogar Digital, realizado en colaboración con el grupo de Domótica y Ambientes Inteligentes de la Universidad de Alicante y que en 50 metros cuadrados desarrolla una vivienda simulada con las últimas tecnologías. El ladrillo también puede ser I+D.

El proyecto, ubicado en el Centro para el Fomento del Empleo y Desarrollo Tecnológico del Sector del Metal, donde Fempa tiene su sede, supone también el pistoletazo de salida de un trabajo proyectado a más largo plazo y en el que la patronal quiere implicar a sus asociados. La creación de esta vivienda prototipo ha contado con la colaboración de 30 empresas de la provincia de Alicante y de ámbitos tan dispares como la carpintería metálica, los electrodomésticos, las energías renovables o las empresas de domótica especializadas en reconocimiento de voz. Otras muchas están contactando para unirse a la iniciativa.

"La casa tiene un triple objetivo: formación, innovación e investigación", añade Baena. La patronal defiende que el proyecto está relacionado con el ámbito de actuación de alrededor de mil pymes de nueve asociaciones. Por ello, con la iniciativa se pretende cubrir los diferentes ámbitos de actuación y lograr una herramienta para las empresas. Un "germen de ideas" para facilitar las decisiones futuras al mostrar a las firmas del sector "posibles líneas donde innovar", remata la patronal. Un espacio que debe servir a los distintos colectivos de instaladores asociados para conocer las posibilidades que la domótica tiene para los ciudadanos, al igual que para adaptarse a los tiempos y a nuevas tendencias como son "el ahorro, la sostenibilidad, la automatización, la gestión integral de un edificio actual, la seguridad, la accesibilidad, etc.", agrega la organización.

La casa, llena de sensores, cuenta con un salón con cocina integrada, un dormitorio y un cuarto de baño, todos ellos con las aplicaciones y las tecnologías más vanguardistas. La vivienda también contempla las necesidades que pueden tener las personas con discapacidad motora, visual, auditiva o cognitiva.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web